Secciones

Written by 23:22 Legislativas

Inclusión y equidad: leyes para una sociedad más justa

Durante el 2022, la Legislatura sancionó un abanico de leyes que promueven más derechos para la sociedad. Personas de talla baja, con síndrome de down y adoptadas, celebran las normativas de inclusión.

El trabajo legislativo logró durante todo el año sancionar leyes que atienden las necesidades y demandas de todos los misioneros; normativas que mejoran la calidad de vida e incrementan la integración social.

Se sancionaron normas orientadas a las personas con discapacidad, como la que crea plazas y parques inclusivos, fomentando espacios públicos recreativos con juegos adaptados. Las Plazas amigables para niños, niñas y adolescentes, aprobada en octubre promueve el entretenimiento y facilita la participación de todas las personas en igualdad de oportunidades, en actividades recreativas, deportivas, artísticas y culturales a través de medidas basadas en la accesibilidad, la diversidad, la adaptación y el diseño universal.

La creación de este derecho tiene una conmovedora historia detrás, la de Guido, un niño que nació con una discapacidad y la de sus padres Sergio Coletti y Nancy Pérez, quienes lucharon mucho tiempo para generar espacios que lo incluyeran y promover el derecho al juego.

Además, buscando garantizar el acceso a la salud, se destaca la ley de atención integral e inclusión plena de las personas con síndrome de down y sus familias. En mayo, la Legislatura aseguró la calidad de atención médica y proporcionó los recursos necesarios para potenciar las competencias intelectuales, laborales, emocionales y habilidades sociales de estas personas, para que puedan desarrollarse de una manera plena y autónoma y concretar proyectos de vida independientes.

El síndrome de Down es una condición que se produce por la presencia de un cromosoma extra en el par 21 en la constitución genética de la persona y puede causar ciertas afecciones asociadas.

Nuevas efemérides establecidas por ley. Diseño: Martín Birriterra

Liliana Allosa, valoró la normativa por ser muy completa. “Habla desde la concepción, para el diagnóstico temprano, contempla el acompañamiento, la educación y el trabajo”, señaló. La mamá de Renata, una niña con síndrome de Down también destacó que la magnitud de la iniciativa en la agenda política “es un gran avance” en la inclusión.

Asi se busca generar políticas activas para potenciar salidas laborales; informar y sensibilizar a la comunidad sobre esta condición genética; promover la formación y capacitación de los profesionales de la salud sobre detección temprana y tratamiento especializado de afecciones asociadas.

Por otra parte, se estableció que el Consejo General de Educación y el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología arbitren los medios necesarios para incentivar la finalización de cada uno de los niveles educativos y promocionar becas para el acceso a estudios superiores; y gestionar medidas para otorgar a las personas con síndrome de Down, que no dispongan de los recursos económicos suficientes, la asistencia y el acompañamiento de un profesional especializado, facilitando el ingreso, la permanencia y el egreso del educando en los diferentes niveles y modalidades del sistema educativo.

Concientización sobre la talla baja

Se estima que a nivel mundial una de cada 25 mil personas nace con una alteración genética, conocida como acondroplasia. Es un trastorno que afecta el crecimiento y desarrollo de los huesos, cartílagos y tejidos conectivos, ocasionando el nanismo. Se caracteriza por baja estatura (inferior a 1,25 metros), un rango de movimiento limitado en los codos, macrocefalia, brazos y piernas cortos, dedos pequeños e inteligencia normal.

Misiones, cada 25 de octubre, conmemora el día de la sensibilización sobre la acondroplasia. Esta condición se puede heredar como un rasgo autosómico dominante. Sucede por la mutación de un gen que inhibe el crecimiento óseo. Si bien no tiene un tratamiento curativo, con atención adecuada se pueden prever algunas complicaciones, prevenir algunos daños y maximizar la calidad de vida de las personas con este rasgo.

La normativa sancionada, visibiliza y concientiza a la sociedad sobre esta alteración, disminuye la discriminación y fomenta la inclusión. Y promueve desde el Estado políticas de mayor accesibilidad para las personas con acondroplásica.

En comunicación con Canal 12, Martín Antúnez, integrante de la Selección argentina de fútbol de salón para personas de talla baja, aseguró que la normativa “es un puntapié importante para mostrarle al pueblo misionero qué es ser una persona de talla baja, qué hay detrás de esa persona y las dificultades que atraviesa en a nivel social”. Y explicó que “el término ‘enano’ viene acompañado de mucha discriminación y de una carga valorativa muy grande”. A menudo, las personas con talla baja son “objeto de burla y risa por ser diferente a los demás” y lo que se busca es “erradicar estas prácticas y reemplazar la expresión por la de talla baja”.

Integridad social y reconocimiento cultural

En este 2022 se sancionó también la ley de accesibilidad universal para personas sordas e hipoacúsicas. La normativa tiene como objetivo potenciar e integrar las políticas públicas destinadas a esta población, promover la igualdad de oportunidades y reconocer su lengua natural, fortaleciendo su identidad lingüística y cultural, así como la promoción de la Lengua de Señas.

Pictogramas en menús

La modificación de la Ley XIX – Nº 49 establece que los locales gastronómicos deben tener a disposición de los consumidores cartas de menús en sistema Braille y con pictogramas; de esta manera se promueve la inclusión de personas ciegas o con autismo ya que incorpora las imágenes para facilitar la lectura.

Estas normas, promovidas por Misiones, durante el año que termina, apuntan a la inclusión y a garantizar políticas públicas para el pleno desarrollo de todos los ciudadanos de la provincia.

(Visited 74 times, 1 visits today)
Close