Secciones

Written by 21:46 Notas de opinión, Sociedad

18 años con 194 rockeros en el cielo

La tragedia de Cromañón sigue cavando hondo en la Argentina. Una banda de rock, un empresario, una bengala y miles de “pogos” que jamás volverán.

Por Santiago Sanabria (*)

Nunca se olviden que el llanto de la gente va hacia el mar. Es parte de la representación de familiares y amigos de las 194 víctimas fatales de Cromañón. El 30 de diciembre de 2004 Callejeros se presentaba en el predio de Once con miles de fanáticos de la por entonces reciente banda de rock nacional. Nunca imaginaron que, lo que debía ser una velada a puro riff de guitarras, pogos y banderas flameando se convertiría en “una nueva noche fría en el barrio”.

Una bengala encendida en el recital que la banda Callejeros estaba dando en el boliche República Cromañón del barrio de Balvanera, prendió fuego el techo de material inflamable y el incendio desatado en el local al que había entrado el doble de concurrencia admitido, sumado a la imposibilidad de abandonar el lugar por la salida de emergencia que estaba bloqueada, ocasionó la muerte de 194 personas y lesiones de diferente consideración a 1.500.

Los años pasan, las heridas parecieran no terminar de cicatrizar o, quizás “pasa la vida, se abre esta herida, como avenida por subir”. Esos pibes se quedaron con la espina, con esos abrazos por dar, por esos besos por recibir, por ese amor que brindar.
Madres, padres, hijos, nietos, amigos o desconocidos, no importó, a todos y cada uno de los argentinos nos perforó el alma sabiendo que el cierre del año para miles de familias sería diferente, el más triste de todos, tan doloroso como todos los que llegaron después.

Santiago Aysine, cantante de la reconocida banda Salta la Banca fue una de las miles de personas que llegaron al recital para escuchar a Callejeros. El músico contó “no tengo registros visuales del interior sin embargo en todo momento supe que ahí estaba muriendo gente”.

Cemento era el templo del rock, lo más alto que se podía llegar en el mundo del rock nacional. Ese templo se terminó de desmoronar la misma noche trágica del 30 de diciembre de 2004. El dueño de ambos predios, Omar Chabán, fue condenado por la justicia en el año 2009. Del héroe y pata fundamental de las bandas más poderosas de la historia del rock nacional, al villano de una historia que hasta hoy no ha terminado de ser contada.

Hace un año, Patricio Pato Fontanet, el cantante y líder de Callejeros, se presentó con Don Osvaldo en un homenaje a las víctimas. El propio cantante cerró su show agradeciendo “a la gente que arma todo esto por acordarse siempre. Muchísimas gracias. Salud, loco. Buenas noches”, refiriéndose a No nos cuenten Cromañón, una agrupación de sobrevivientes y familiares de víctimas de la tragedia.

Con la mayoría de edad cumplida, el hecho está tan presente como siempre. Si la toma de conciencia sirve para algo, es el momento de implementarla. Si la historia ya está escrita, que podamos aprender a leerla y tenerla por y para siempre, dentro de nuestras mentes y corazones.

(*) Periodista. Redactor de canal12misiones.com

(Visited 79 times, 1 visits today)
Close