Written by 13:45 Notas de opinión

Piedras para nuestros jóvenes

(*) Por Rita Saucedo

“El que esté libre de pecado que tire la primera piedra” es una frase que dijo Jesús, conocida y replicada por muchas religiones. Recientemente, nuestros jóvenes cerraron su fiesta llena de brillo, color y también enseñanza. No sin antes recibir piedrazos y desde algunos sectores de la sociedad. Desde el inicio de la estudiantina, tienen que lidiar con encontrar un lugar para ensayar, guardar sus instrumentos, algunos profesores, padres y vecinos no muy contentos con esa actividad tan arraigada y que no hace mal a nadie.
Días, horarios y lugares de ensayo y aun así molesta a mucha gente que se queja por los ruidos molestos. Los chicos, nuestros chicos, se preparan todo el año para vivir ese gran momento. Y en todo caso, si bien suele haber algún que otro conflicto, son los menos. Se esmeran, se esfuerzan para llegar con todo al desfile por la costanera y la noche final en el anfiteatro.


Este año sobresalió el concurso de reciclaje impulsado por la Municipalidad de Posadas, en sintonía con la Ley de las 3R: reciclar, reducir y reutilizar. Varios colegios participaron reciclando papel, cartón y plásticos. Luego, obtuvieron sus premios destinados a trajes y otros recursos para su estudiantina. Esta iniciativa recopiló más de dos toneladas y media de residuos, que se reinsertaron en la economía circular, a través del compromiso de 13 establecimientos educativos posadeños.
El Roque González fue el flamante ganador, seguido por el Instituto San Basilio Magno. En total se premió a cuatro colegios y la ciudad también ganó con jóvenes más comprometidos con el ambiente y una conciencia más ecológica.

Se premió a cuatro colegios y la ciudad también ganó con jóvenes más comprometidos con el ambiente y una conciencia más ecológica.


Ya casi al cierre, de la estudiantina, se recriminó a los jóvenes por aludir en una de sus temáticas al día de los muertos. Hasta se llamó a una bendición – por una parte, de la comunidad evangélica- de la ciudad por los males que adjudicaron a un grupo de estudiantes que con gran creatividad resaltaron algo arraigado en la cultura desde casi el inicio mismo de la humanidad y sobre todo en Latinoamérica.
En México, la fiesta de Día de Muertos es una tradición prehispánica llena de simbolismos, leyendas y relatos que forman un mosaico único en el mundo. Representa a nivel mundial por su dualidad de alegría y tristeza. México es uno de los pueblos que celebra la muerte con vida, con cantos, con comida, con color y alegría, con dulces y papel picado, se mezclan las culturas y se hermanan las creencias.
Dentro de esta colorida tradición, no puede faltar el maquillaje al estilo calavera de azúcar o de la famosa Catrina. Aunque para muchos puede parecer un poco extraño pintarse la cara de esta manera, en realidad se usa para enfrentar el temor a la muerte, ya que no es un maquillaje común, pues al agregar colores brillantes se le da vida y la muerte se ve de forma positiva.


Además, la tradición de pintarse el rostro como calaveras es una forma de internalizar la mortalidad y celebrar la vida. Y los estudiantes posadeños lograron representar muy bien en sus filas, trajes y carroza está tradición mexicana.
Si de pecados se trata, aquellos que se golpean el pecho y tiran piedra para nuestros jóvenes deberían revisar más las noticias, plagadas de casos más terribles sobre ellos mismos, que pintarse la cara o recrear una calavera.
La estudiantina terminó y dejó muchas cosas lindas y también reflexiones. Acompañemos a nuestros chicos que son el futuro en todos los sentidos, y dejemos de arrojar piedras sin antes mirarnos a nosotros mismos.

(*) Periodista Canal 12

(Visited 184 times, 1 visits today)
Close