Written by 15:08 Notas de opinión

Todos los fuegos, el fuego

De manera coordinada, la provincia desarrolla un plan preventivo de manejo del fuego. Una importante masa de recursos más el factor humano capacitado están listos para actuar ante eventuales siniestros forestales.

Por Gustavo Verón (*)

“Sean diez, sea uno, o no sean, tenemos que estar preparados no solo para salir a combatir los incendios  sino para prevenirlos”, fue la sentencia del gobernador misionero cuando toda la región atravesaba aun la peor sequía de los últimos años. Para aquel fatídico enero de 2021, Corrientes ya vería siniestrado el 80 por ciento de su superficie agrícola forestal, y Misiones solamente el 10 por ciento. El mismo flagelo climático pero con impactos desiguales. La vecina provincia no había previsto la inversión de recursos para atender la coyuntura. Misiones, sí. Tal fue el desastre en territorio correntino que los expertos pronosticaron que debería transcurrir medio siglo para recuperar las napas de agua subterráneas completamente deterioradas por el calor desatado sobre la superficie de vastas zonas agropecuarias.

Sin dudas, el verano 2021 dejó mucho de enseñanza y aprendizaje. En Misiones, si antes se salía a combatir al fuego, ahora se sale también a prevenirlo. Anticiparse, prever, planificar.

Los acontecimientos registrados en el verano de 2021 en donde se conjugaron de manera dramática dos elementos: la carencia de lluvias y las elevadas temperaturas en todo el país, pusieron en alerta a las autoridades provinciales para diseñar de modo anticipado un programa de acción que involucre a todos los actores relacionados con la prevención y el combate del fuego. Así, ya desde el mes de marzo, apenas ingresado el otoño en la región, el Gobierno provincial bajó línea a los distintos organismos del Estado para que articulen medidas e iniciativas concretas con el fin de actuar con mayor eficacia ante episodios ígneos. En este marco, la Subsecretaría de Ordenamiento Territorial, dependiente del Ministerio de Ecología, por caso, comenzó a convocar a bomberos, brigadistas, consorcios vecinales, meteorólogos, empresarios, intendentes, a elaborar un protocolo en común. Es así que se desarrollaron numerosas capacitaciones en diversos puntos de la provincia, atendiendo la diversidad y características de cada región, donde participaron referentes de los Ministerios del Agro, de Ecología, de Cambio Climático; del Instituto Misionero de Biodiversidad y de Energía de Misiones.

Al recurso humano, el Estado provincial sumó recursos económicos invirtiendo en equipamiento y tecnología de primera línea. A la flota aérea que ya estaba a disposición de la comunidad con antelación, fue añadiendo otras herramientas de fundamental contribución para la extinción de incendios, siempre con la meta de lograr respuesta inmediata y eficiencia desde el aire. Se trata de los denominados tanques australianos que permiten contener  hasta 100 mil litros de agua. Lo interesante de este instrumento es que son móviles y permiten su colocación en sectores estratégicos, para disponer de ellos según la demanda emergente.

Renglón aparte merece la reciente puesta en funcionamiento del tractor bombero, vehículo diseñado y construido íntegramente en Misiones. La articulación entre el sector público y privado ofreció una vez más el mejor de los frutos. “Vinieron a vernos los bomberos con una necesidad muy concreta”, explicaba Oscar Bertotto, responsable de la empresa que tuvo a cargo la construcción del prototipo. Se trata de un equipo de ataque de incendios sobre la base de un forwarder, un tractor articulado 4×4, con una potencia de 160 caballos de fuerza, que lleva una grúa apostada en la parte de atrás, con una capacidad de carga de doce toneladas. “Decidimos juntar la experiencia de los bomberos combatiendo incendios con nuestros conocimientos para adecuar nuestras herramientas a otros usos”, precisaba el ingeniero.

El tractor bombero fue probado en el marco de la reciente visita oficial del ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié. Las características del rodado garantizan el éxito en procedimientos en los que el difícil acceso torna dificultoso combatir las llamas. El equipo puede ser utilizado en zonas similares al monte misionero. Además, en el marco del Plan Provincial de Manejo del Fuego, la Provincia entregó equipamiento a más de un centenar de brigadistas y guardaparques, GPS portátil, motosierras, quemadores, mochilas hidrantes, radios handie, retroexcavadoras, minicargadoras, chipeadoras, camión volcador, y motos desmalezadoras.

En línea con las previsiones del Estado misionero, el Presupuesto provincial 2023, aprobado en tiempo y forma por la Legislatura, prevé un incremento del 76% en las partidas para el Ministerio de Ecología, organismo encargado de ejecutar y monitorear las políticas públicas relacionadas a la protección de la selva nativa, el cuidado de la prodigiosa flora y fauna misionera, y el fortalecimiento de la educación y preservación de nuestra “casa común” en todas sus facetas.

Para el verano 2022-2023 se espera que las precipitaciones y la temperatura se mantengan en rangos normales, aunque un poco por debajo del promedio, reponiendo las reservas de humedad en gran parte del área agrícola, y llevando el caudal de los grandes ríos hasta su nivel medio, anuncian los meteorólogos. Una muy buena noticia. Pero más allá de los eventos climáticos, lo fundamental es estar preparados, y en este sentido, Misiones hizo los deberes.

(*)Periodista – Locutor nacional

(Visited 78 times, 1 visits today)
Close