Secciones

Written by 12:55 Agro y Producción, Economía

Elian Genski de Aristóbulo es el nuevo director de Cooperativas del INYM

Integra la Cooperativa C.A.F.I.C.L.A, entidad fundada en 1946, hace más de 70. Fue electo por unanimidad. Reemplazará a Héctor Biale.

El joven dirigente Elian Genski fue elegido por unanimidad como representante del sector Cooperativas en el Directorio del Instituto Nacional de la yerba Mate (INYM).

Genski resultó electo para el cargo durante una reunión que mantuvieron integrantes de cooperativas de toda la zona productora yerbatera, el martes 17 de enero de 2023, en la sede del INYM. Reemplaza a Héctor Biale.

El flamante Director integra la Cooperativa C.A.F.I.C.L.A. de Aristóbulo del Valle, entidad fundada en 1946, hace más de 70 años, por el bisabuelo Genski con la finalidad de respaldar al pequeño productor, perfil que mantiene hasta hoy día y que se destaca por contar con su propia marca de yerba mate envasada, Orembaé. La entidad cuenta con más de 30 socios, cuya materia prima se industrializa en el lugar y se comercializa, a través la marca propia, en Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba, entre otros destinos.

Luis Grezak, presidente de CAFICLA; Elian Genski y Elio Genski, tesorero de la cooperativa

En defensa del pequeño

Durante el año pasado, la máxima autoridad del INYM dejó en claro la postura del instituto en contra al proyecto de desregulación de la actividad yerbatera.

El Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) sigue firme en la defensa del pequeño productor, el que está en las chacras y las colonias, el que se arraiga, el que hace que la renta agraria se distribuya entre muchos, en vez de concentrarse en unos pocos. Así lo señaló Juan José Szychowski, presidente del organismo yerbatero.

“Es importante hacer un poco de historia -señaló memorioso, Juan José Szychowski, presidente del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM)-. Y para eso hay que ubicarse a fines de los años 90 y comienzos del siglo. La situación económica era muy mala. La hoja verde (de yerba, la materia prima) no valía nada. La política liberal había permitido que las fuerzas de mercado fueran imponiéndose. Así, el que tiene mayor poder económico influye. ¿Y qué se hizo en esos gobiernos nacionales? Se liberó la plantación. O sea, el que quería plantaba lo que tenía ganas. Naturalmente, el más poderoso plantaba mucho más porque tenía dinero y tierras para hacerlo. Y ese mismo personaje era el que importaba yerba del Brasil, por ejemplo”.

Con esos dos elementos, (la libertad de plantar todo lo que se quisiera y la posibilidad de importar), la ecuación estaba clara, para Szychowski y para el sentido común. “La abundancia de materia prima hacía que los precios bajaran. La yerba no valía nada. ¿Y qué pasaba después? Se expulsaba a los productores de las chacras y venían a acumularse en las afueras de las ciudades del interior o de Posadas”.

Por eso llega el organismo. “El INYM nace de ese reclamo de pequeños productores que se sentían amenazados. Es que ¡tuvieron que cambiar yerba por mercaderías!”, enfatizó. Y así llegó el Tractorazo en 2001. No daban más.

De allí que se defienda tanto al pequeño productor. “Y el INYM en conjunto con el gobierno de Misiones tratan de preservar al pequeño productor en la chacra, que viva en la chacra y que al vender su materia prima obtenga lo suficiente para tener una existencia con dignidad”.

(Visited 115 times, 1 visits today)
Close