Secciones

Written by 12:30 Deportes

Facu López, un campeón de pádel nacido en Andresito

Vio en el deporte un proyecto de vida y hoy compite con los mejores de Argentina. Participó de torneos nacionales e internacionales. Luego de sus vacaciones piensa realizar la pretemporada e iniciar el 2023 de la mejor manera. 

Por Fabian Bautista

Facundo López (18) es oriundo de Andresito. A los 14 años, lo que era un mero pasatiempo se convirtió en un proyecto de vida. Desde entonces hasta ahora, no se ha detenido en la búsqueda para convertirse en uno de los mejores dentro del creciente mundo del pádel. Hoy es una joven promesa en este deporte, tanto a nivel nacional como internacional.

Entrevistado por Canal 12, contó que tuvo un año intenso y con muchas competencias deportivas. Empezó por mudarse a San Luis para entrenar en alto nivel. Desde allí viajó para participar de diferentes torneos, incluidos los del circuito internacional APT (American Pádel Tour).

Tras ganar la instancia que se realizó en Argentina, formó parte del grupo seleccionado por el presidente de ese circuito, Fabrice Pastor, para realizar una gira por varios países de Europa y África.

En el segundo semestre de 2022 estuvo en México, donde jugó varios torneos de APT y también de la Asociación Mexicana de Pádel Profesional (AMPP). A sus 17 años fue campeón mundial sub 18 con Argentina y también a nivel Panamericano.

Regresó el domingo a Andresito para pasar las vacaciones en familia. En enero viajará a Buenos Aires para realizar la pretemporada a fin de iniciar el año de la mejor manera.

Cuando el deporte se convierte en un proyecto de vida

Facu contó que empezó a jugar al pádel con 6 o 7 años. En ese entonces se trataba de un peloteo con su papá, que juega desde los 21, en su misma casa o alguna cancha.

Dijo que el momento en que se dio cuenta que quería convertirse en jugador profesional fue en 2018 cuando, junto con Leo Ausburger, ganó su primer selectivo de menores en Rosario. Tenía 14 años y fue su primera experiencia fuera de la tierra colorada. Desde entonces, el pádel se convirtió en un proyecto de vida: “supe que me quería dedicar a eso”, aseguró.

Los desafíos 

A los 16 años se fue a vivir a México un año. Se trató de “una experiencia inicialmente difícil, que tenía que ver con aprovechar las oportunidades, que no se dan siempre. Es algo que tenía que hacer y creo que tomé la decisión correcta”, manifestó.

En relación a los obstáculos que debe superar, detalló que algo esencial es “la cabeza, lo psicológico. Se ve a muchos jóvenes con talento, pero que fallan desde lo emocional, que es algo difícil de trabajar”.

Por otro lado, el factor económico también es un condicionante que genera presión, porque al no ser de la elite depende mucho de los resultados. Los premios son a veces el único medio para costear los viajes. “Al comienzo, mi familia tenía que organizar rifas o ventas de pollos o pizzas para ayudarme con los gastos. Incluso ahora, hay cierta tensión por llegar a las instancias donde se obtiene montos en dinero”, confesó.

Experiencias y aprendizaje

El andresiteño resaltó que el pádel le brindó la posibilidad de conocer lugares que ni se hubiera imaginado estar. Sostuvo que “lo más lindo del deporte es la cantidad de amigos que se hace”.

(Visited 507 times, 1 visits today)
Close