Secciones

Written by 11:23 Deportes

Qatar 22: De sensaciones inolvidables

Argentina avanza. Argentina va. Y nosotros vamos con la Selección. La final, el nuevo objetivo para un equipo que devora a los rivales.

Por Emiliano Andreoli (*)

Llegar a las semifinales no puede ser una casualidad, nunca puede serlo. Y menos con una Argentina que tiene este espíritu de competitividad, esta hambre de gloria, sed de revancha en algunos casos. Y que tiene al 10. A Messi en todo su esplendor, en el punto alto de carácter y rebeldía. Nadie sabe cómo saldrá el partido del domingo, que ojalá la Selección lo pueda conseguir, pero la certeza es que lo darán todo.

Como lo dieron anoche en Lusail, un estadio que vibró pero que respiró. A diferencia de la serie de cuartos de final, Croacia fue un rival de peso los primeros minutos. Quizá fueron sus piernas cansadas, o el falso mediocampo que propuso Argentina.

Es que engañó al rival Argentina. Le hizo pensar que podía arremeter, pero siempre le puso perros de caza a los tobillos de Modric, Brozovic y Kovacic, ese centro del campo que metía miedo en la previa del encuentro. Si De Paul no llegaba, estaba Enzo, si no, Molina, del otro lado un Tagliafico que jugó el mejor partido con la camiseta Celeste y Blanca.

Así se gesta la Selección, así gana los partidos. Metiéndose a los rivales en el bolsillo, junto con un público que está rendido a los pies del conjunto. Scaloni habló en la previa de que los croatas eran justamente eso, un equipo que no era ni ofensivo ni defensivo. Ayer Argentina fue el equipo, que usó a Julián Álvarez como su ancho de basto, porque el de espadas siempre será Messi.

Lusail, un estadio de emociones fuertes para Argentina.

Todos juntos

En la previa del partido del martes escribimos que Scaloni había cambiado el chip. Cambió pelea por comunión y respuestas fuertes por cordiales. No sólo el DT cambió, también lo hizo el periodismo que sigue al conjunto nacional. No se buscaron lesionados, a pesar de que los hay. No se encontraron polémicas, porque evidentemente las puertas están cerradas a esa situación. Es así la Selección, que hoy mirará la otra semifinal, pero que ya empezó a trabajar pensando en el domingo a las 12. O a las 18 hora qatarí.

Nuestra ubicación

La búsqueda de entradas sigue siendo un trabajo a destajo en cada previa. Contamos que la acreditación nos da espacios FIFA habilitados, pero no ingreso a los estadios en los días de partido. Entonces seguimos trabajando para acercarnos al ticket lo antes posible. Y ayer tuvimos suerte con la fila B.

Una atrás del arco, cerca de un córner y con los jugadores en primer plano.  Así vimos el partido en Lusail. El penal de Messi y el golazo de Julián Álvarez lo vimos desde lejos, pero la monumental jugada del 10 para el posterior pase a la red del 9 lo vimos ahí, casi al alcance de la mano. De eso también se trata esta cobertura, de esas dosis de suerte que nos siguen acompañando y que, esperemos, nos dé un último empujón el próximo domingo.

 Varias finales para nosotros

Lusail, domingo 18 de diciembre. 12 am para Argentina, 18 para Doha. Pasaje en mano para 6 horas después del pitazo final (si se define en 90’, claro). Trajín previo con valija despachada, conocimiento de la ruta hacia la puerta correcta del inmenso aeropuerto Hamad.

Mientras los jugadores disputan los 90’, nosotros estaremos jugando en varios frentes. Pero también se trata de eso el viaje a Qatar. La cobertura tiene sus apuros y también sus tiempos de descanso, los que escasearán de acá hasta el domingo. Ese día soñado que la Selección nos permitirá vivir.

(*) Enviado especial de canal12misiones.com a Qatar.

(Visited 125 times, 1 visits today)
Close