in ,

La lactancia materna cae bruscamente a los seis meses

Baja de 96% a 43 por ciento. Tiene que ver con la vuelta al trabajo de las madres, se indicó desde  la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria en el marco de la semana mundial de la Lactancia Materna

La prevalencia de lactancia al momento del nacimiento es del 96.9%, aunque a los 6 meses “se reduce bruscamente al 43.7%”, señaló la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR) en el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna que comienza este lunes.

“Si amamantar es una opción elegida por la mujer y acompañada por el entorno existen más posibilidades de una lactancia exitosa, con múltiples beneficios tanto para el bebé como para la madre”, indicó la AAMR a Telám.

Según datos relevados en la 2ª Encuesta Nacional de Nutrición y Salud (ENNyS2, 2018-19), 1 de cada 10 lactancias se pierden por motivos relacionados con el retorno al trabajo.

Lactancia materna. Solo cuatro de cada 10 niños toman teta a los seis meses.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Lactancia Materna (Enalac) de 2017 que relevó más de 23.000 casos en todo el país, la lactancia materna exclusiva se mantiene a los 2 meses en 6 de cada 10 niños (58%); a los 4 meses en 5 de cada 10 (51%); y a los 6 meses en 4 de cada 10 niños (42%).

La lactancia materna y sus leyes

Argentina cuenta con leyes y políticas públicas que garantizan los derechos de las personas a amamantar y ser amamantadas, como la Ley 26.873 de Lactancia Materna o la recientemente sancionada “Ley de los 1.000 días”, que “ofrece acompañamiento y asistencia en el embarazo y durante los primeros tres años de vida de los niños y las niñas, a todas las personas gestantes”, recordaron.

En este sentido, subrayó que “promocionar y fortalecer los Espacios Amigos de la Lactancia en los ámbitos laborales es fundamental, para que el fin de la licencia por maternidad no determine también el fin de la lactancia” y precisó que “la evidencia señala que por cada mes de licencia que se extienda se podría reducir un 13% la mortalidad infantil”.

Gisela Martinchuk, coordinadora de la sección Neumonología Pediátrica de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria y Secretaria del Comité Nacional de Neumología de la SAP, sostuvo que “la alimentación con leche humana es beneficiosa tanto para el bebé como para la persona que amamanta. El inicio de la lactancia materna antes de la primera hora de vida es una estrategia sanitaria de gran valor por su asociación con la disminución de la morbi mortalidad neonatal”.

Archivo Canal 12. El Honorable Concejo de Deliberante de Posadas inauguró en mayo un espacio de lactancia en su anexo.

Los beneficios de amamantar

“En lactantes, baja la incidencia de infecciones respiratorias y de diarrea, reduciéndose el riesgo de hospitalización por ambas patologías en un 57% y 72%, respectivamente, mientras que, a largo plazo, también se observa que disminuye en 26% el impacto del sobrepeso y en 35% el de diabetes tipo 2”, explicó.

“La Argentina cuenta con más de cien ‘Espacios Amigos de la Lactancia’ públicos y privados ya acreditados, pero deberían ser muchos más. Hay mucho por hacer”, insistió Sergio Snieg, médico pediatra del Comité de Pediatría Ambulatoria de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).

R.S

Posadas: crecen los emprendimientos de showrooms impulsados por jóvenes

La Feria Tavapy de la Costanera se destacó por sus ventas durante junio y julio