in ,

El Vencejo de Cascada: el pequeño Monumento Natural de Misiones que puede volar hasta 10 meses sin parar

Se trata de un ave, semejante a las golondrinas, y que es un habitué de las Cataratas de Iguazú

El vencejo de cascada es el símbolo de las cataratas y también monumento natural de la provincia. Estos pájaros tienen la capacidad de pasar 10 meses seguidos volando sin parar. Incluso duermen, comen y descansan en pleno vuelo.

Cabe recordar que recientemente el Parlamento misionero declaró al Vencejo de Cascada, un Monumento Natural de la provincia y de interés público. Se busca la preservación, conservación y reproducción, así como evitar la extinción de esta especie, que habita exclusivamente en nuestra provincia.

Monumento Natural. La especie suele llamar la atención de los turistas que visitan el Parque Nacional Iguazú.

Mediante esta ley impulsada por el Presidente de la Cámara de Representantes, el ingeniero Carlos Rovira, se prohíbe en todo el territorio provincial la captura, caza, tenencia, transporte, exhibición, oferta, demanda, comercialización o cualquier otra acción que pueda afectar a esta familia de aves.

Estas pequeñas aves, semejantes a las golondrinas, viven detrás de las cataratas para protegerse de depredadores. Detrás de las cortinas de agua también hacen sus nidos, una endeble estructura de barro y musgo, donde ponen sus huevos. 

Un habitué de las Cataratas del Iguazú. La pequeña ave puede comer hasta 800 insectos al día.

Otra particularidad del vencejo de cascada es que su alimentación es totalmente insectívora, por lo que son muy valiosos para mantener los niveles adecuados de insectos en las ciudades. Uno solo de estos pájaros, puede llegar a ingerir hasta 800 insectos al día. Llegando una sola familia de vencejos a ingerir hasta 4 kilos al año, son potentes insecticidas naturales.

Estas aves son más que el símbolo de la biodiversidad del Parque Nacional Iguazú: hoy son parte de las políticas de Estado para cuidar la biodiversidad. 

Vencejo de cascada. Suele vivir detras de las cataratas de agua para protegerse de sus depredadores.

Un espectáculo diario que capta la atención de turistas de todo el mundo que visitan la Maravilla Natural de Misiones, es el vuelo en picada de estos pájaros que compiten con la caída de las aguas del río Iguazú.

Por este motivo, la ley prohíbe en todo el territorio provincial la captura, caza, tenencia, transporte, exhibición, oferta, demanda, comercialización o cualquier otra acción que pueda afectar a esta familia de aves. Es nuestro trabajo cumplirla y así colaborar a que las próximas generaciones se sigan sorprendiendo con el espectáculo de estas aves, las verdaderas dueñas de las cataratas.

 N.M.

casamiento subacuatico

Casamiento subacuático: conocieron el amor en pandemia y dieron el “sí” a 10 metros de profundidad

dia del niño en dos de mayo

Comienzan los preparativos para el Día del Niño en Dos de Mayo