Secciones

Written by 11:18 Internacionales

Cirujanos militares retiraron una granada activa del pecho de un soldado ucraniano

Se trata de una granada que explota 20 segundos después de ser lanzada. La operación contó con la supervisión militares especializados. El soldado ya se encuentra en recuperación.

Un equipo de cirujanos de las Fuerzas Ucranianas lograron retirar una granada del pecho de un soldado sin detonarla. En el marco del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, el joven de 29 años recibió el disparo de una granada activa VOG. La misma, se le incrustó en el área torácica y el riesgo de que esta explotara, era alto. ,

El tiempo nunca pasó tan rápido para Andriy Verba, el cirujano militar que le sacó una granada de fabricación rusa que quedó alojada en el pecho de un soldado ucraniano de 28 años. “Susto afortunado”, fueron las palabras que eligió el Gobierno ucraniano para describir el caso.

Según informaron desde el Ejército, era una operación complicada debido a que el explosivo se encontraba debajo del corazón del paciente. Durante el procedimiento no pudieron utilizar la electrocoagulación, un procedimiento común en las cirugías del corazón para evitar hemorragias, por temor a que la corriente eléctrica pudiera provocar la detonación.

Este tipo de granadas suelen explotar unos 20 segundos después de ser lanzadas.

Un caso más para el registro médico

Hasta el momento, los expertos no pueden explicar cómo el hombre, quien fue trasladado con máxima precaución al hospital, pudo tener el artefacto dentro sin que detone. Los explosivos suelen hacerlo después de 20 segundos de su lanzamiento. De acuerdo con las fuentes del país europeo, esas granadas han sido usadas desde el inicio de la guerra en la nación, en 2014.

Si bien la identidad del paciente es anónima, se sabe que nació en 1994 y que su “condición es estable”. La viceministra de Defensa, Hanna Maliar, celebró el hecho y afirmó que “no todas las heridas en la zona cardíaca son mortales”. En tanto, el asesor del Ministerio de Asuntos Internos, Anton Gerashchenko aseguró: “Creo que este será un caso que quedará en los libros de texto de la medicina”, concluyó.

(Visited 57 times, 1 visits today)
Close