Secciones

Written by 06:58 Política

Zona aduanera: el triunfo de la política misionerista

Un veto presidencial, un año sin presupuesto nacional, unos segundos al borde del abismo y la meta final. El extenso periplo que incursionó la Renovación para gestionar junto a los dos poderes del Estado. La “inteligencia, pasión y carácter”, más que una arenga, una estrategia que impulsó Carlos Rovira.

Ya no es más un sueño, sino una realidad. La zona aduanera especial para Misiones fue promulgada por el presidente Alberto Fernández y publicada en el Boletín Oficial. No es para menos. Porque si bien es una facultad de aplicación, no quita el hecho de que compromete al Ejecutivo no sólo cumplir con su palabra, sino también con la Ley.

“Cada vez sueño más con ojos despiertos”, dijo el año pasado el presidente de la Legislatura Carlos Rovira, en un contexto donde la zona aduanera estaba incluida en el proyecto para el presupuesto nacional 2022, aunque no se concretó por un fallo inédito que quedó registrado para la historia: no se aprobó el ejercicio financiero por desacuerdos políticos.

Para entender la magnitud de lo que significa tener este nuevo régimen tributario, es menester mencionar lo que dice el Código Aduanero (Ley 22.415), que define este término como el ámbito “terrestre, acuático y aéreo sometido a la soberanía de la Nación Argentina, en la que se aplica un mismo sistema arancelario y de prohibiciones de carácter económico a las importaciones y exportaciones”.

En este punto, también es necesario aclarar que existen dos tipos de zonas francas: el territorio aduanero general y el especial. En el primero, se “aplica el sistema general arancelario y de prohibiciones de carácter económico a la importación y exportación”. Mientras que en el segundo, que es el que involucra a la provincia, se aplica “un sistema especial arancelario y de prohibiciones de carácter económico a la importación y exportación”.

En síntesis, las áreas aduaneras especiales son las zonas donde las operaciones de importaciones y exportaciones de los bienes, servicios y mercaderías quedan exceptuadas de pagar impuestos nacionales, o bien adquieren una disminución de los tributos. Este beneficio se aplica para normativas vigentes y los que puedan crearse a futuro.

Esto favorecerá a la producción, los comercios y empresas que podrán competir con las asimetrías de Brasil y Paraguay por los costos finales que ofrecerán a los consumidores.

Hasta el momento, Tierra del Fuego era la única en contar con el régimen general. Por lo tanto, Misiones será la primera en el país en contar con un territorio especial aduanero, a pesar de que el Ejecutivo nacional tenga la potestad de aplicarlo en cualquier punto de la Argentina. La diferencia radica en que depende exclusivamente de la gestión de los gobernadores que necesiten adherirse.

Infografía DG. Martin Birrittella

La génesis

Si bien el reclamo por una reparación histórica para la provincia ya lleva varios años, desde una actualización para aumentar los puntos de coparticipación federal que recibe Misiones hasta las medidas para compensar las diferencias que afectan a la balanza en la recaudación nacional, el punto de partida de la solicitud de la Provincia para ser establecida territorio aduanero especial por ley se inició con la presentación del proyecto en la Cámara alta en 2017.

El documento fue firmado el 3 de agosto de aquel año en la mesa de entrada por el diputado mandato cumplido Ricardo Wellbach. El proceso de la batalla fue caracterizado por las “ideas superadoras” del Frente Renovador, explicó el conductor del espacio político Carlos Rovira.

Tres años después, el pedido tomó forma de dictamen en comisión y pasó a tratarse en el recinto del Congreso. El 29 de octubre de 2020 se aprobó la Ley de Presupuesto para el próximo periodo, con  las zonas aduaneras incluidas. Sin embargo, el presidente Alberto Fernández vetó el artículo que incluía a la zona aduanera especial para Misiones, bajo la recomendación del entonces ministro de Economía Martín Guzmán.

¿La explicación? No era “aconsejable en tanto significa una inestimable caída de la recaudación dada la consecuente merma de las transacciones comerciales, las producciones locales y el consiguiente impacto desigual en las economías regionales”.

El 3 de septiembre de 2021, a días de las PASO legislativas y durante una conferencia de prensa en el marco de la entrega de kit maker de la Escuela de Robótica, Carlos Rovira manifestó la “inteligencia, la pasión y el carácter” de la Renovación para “generar ideas superadoras” de acuerdo a los intereses de los misioneros.

Sobre el veto presidencial, aseguró con firmeza que “no atenúa el esfuerzo y la voluntad” en la gestión para lograr el objetivo de la zona aduanera. Ya en aquel momento vislumbró con convicción de que “tarde o temprano” el Estado nacional “va a acompañar” el tan anhelado pedido.

La sesión especial del 2021 fue para el olvido. El proyecto de presupuesto para el ejercicio financiero del siguiente año no se convirtió en ley por desacuerdos políticos entre el oficialismo y la oposición. Tuvo 121 votos afirmativos, 132 negativos y una abstención. Los diputados nacionales por Misiones que obedecen al espacio nacional Juntos por el Cambio Alfredo Schiavoni, Florencia Klipauka y Martín Arjol, votaron en contra.

Gobernabilidad por gobernabilidad

El 21 de octubre de 2022 fue una fecha bisagra. Las áreas aduaneras especiales estuvieron a punto de caerse. Sucede que el presidente de la Comisión de Presupuesto Carlos Heller leyó la última modificación del proyecto antes de emitir dictamen, en el quedó expuesto la exclusión del pedido para Misiones.

En ese momento, el diputado Diego Sartori no dudó en pedir la palabra ante sus partes y advertir que si no incluían las zonas aduaneras, no acompañaría con su voto al dictamen. Finalmente, Heller incorporó el pedido y pasó al recinto.

Cuatro días después, La Cámara de Diputados de la Nación aprobó por 180 votos afirmativos, 22 votos negativos y 49 abstenciones el proyecto de Presupuesto Nacional para el próximo año que, con media sanción, pasó al Senado.

El 16 de noviembre, la Cámara alta convirtió en Ley por unanimidad por los 37 senadores reunidos en el recinto, debido a que la oposición no participó de la sesión.

Este 1° de diciembre, el presidente Alberto Fernández promulgó parcialmente la Ley de Presupuesto (con una observación en el artículo referido a las tarifas eléctricas).

“Dimos un paso muy importante”, dijo a Primera Edición el gobernador Oscar Herrera Ahuad luego de conocerse la publicación en el Boletín Oficial. También contó que tuvo un intercambio de mensajes con Sergio Massa para agradecerle el cumplimiento de su palabra y para “empezar a trabajar en la reglamentación para que se pueda instrumentar”.

(Visited 1.565 times, 1 visits today)
Close