Secciones

Written by 22:49 Agro y Producción, Economía, Política

El aumento de consumo y exportación cuestiona los argumentos para desregularizar la yerba mate

Luego de que la Provincia se mostrara en contra del proyecto de ley que busca la desregularización de la producción del oro verde, el Instituto Nacional de la Yerba Mate emitió un informe que demuestra el incremento en el consumo interno y las exportaciones. El precio histórico marcado en $70 por kilo de hoja verde fue otro factor fundamental para la competencia. 

El Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) presentó un informe donde se destaca el incremento del consumo interno y de las exportaciones que llegó a superar los 294 millones de kilos entre ambos mercados. Estos números reflejan por qué la tierra colorada se mostró en contra de la desregularización de la producción yerbatera que propone el proyecto de ley presentado por los diputados nacionales de Juntos por el Cambio Paula Omodeo (Tucumán) y Alfredo Schiavoni (Misiones).

Desde el ente regulador mencionan que durante noviembre el volumen de yerba mate elaborada con destino al mercado argentino fue de 21.608.489 kilos, acumulando un consumo interno de 256.772.852 kilos entre enero y noviembre de 2022. Respecto a las exportaciones, las estadísticas indican que en noviembre se despacharon 4.665.615 kilos, alcanzando 37.663.813 kilos durante el mismo período. 

De esta manera, entre ambos destinos (mercado interno y exportaciones), el consumo de yerba mate alcanzó un total de 294.436.665 kilos. Mientras que, en relación a la cosecha, el registro del ingreso de materia prima a los secaderos refiere que fueron procesados 812.196.474 kilos de hoja verde. Cabe aclarar que la cifra se mantiene desde septiembre, ya que durante octubre y noviembre se suspendieron las actividades de cosecha y secanza, según lo establecido en la Resolución 37/2007 del INYM.

En defensa del producto emblema y de consumo pujante en el país 

Luego de que se conociera que el 15 de diciembre pasado los legisladores nacionales Paula Omodeo y Alfredo Schiavoni -este último misionero- presentaran un proyecto de ley con el objetivo de desregularizar la producción de la yerba mate y quitar facultades al INYM, los principales referentes del sector político provincial y yerbatero salieron a poner en manifiesto el retroceso que provocaría en los logros obtenidos en pos del eslabón más débil de la cadena productiva. 

El gobernador Oscar Herrera Ahuad expresó que se trabaja “en las diferentes normativas que se van requiriendo, año tras año, según exigencias que llegan del mercado de la yerba mate y té”.  Así también, señaló que está en contra de la desregulación del precio oficial de la materia prima de la yerba mate. “Los misioneros conocemos muy bien lo que es el esquema desregulatorio”, afirmó.

“Una desregulación de mercado sería absolutamente negativa para la actividad productiva por la que tanto hemos luchado junto a nuestros colonos. Así que, en honor a ellos, vamos a acompañar en todas estas cuestiones”, sostuvo el gobernador. 

Además, manifestó que “una gran conquista de la actividad yerbatera fue cuando se llamó a instalar el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) para ocuparse de las problemáticas de nuestros productores”. 

Por su parte, el ministro de Hacienda Adolfo Safrán, aseguró que la medida resulta “anacrónica y reduccionista al extremo”. Añadió que la propuesta se fundamenta en un puñado de “mandamientos neoliberales” que no resisten ninguna aplicación práctica y, si en tal caso fueran implementados, “perjudicarían directamente a los eslabones más débiles de la cadena productiva”.

La solicitud explica en su Artículo 7: “Modificar el inciso i) del artículo 4, que establece que entre las funciones del Instituto Nacional de la Yerba Mate está la de recabar estadísticas para implementar medidas que faciliten el equilibrio entre la oferta y la demanda y en caso necesario que limiten la producción”. 

“Tal vez Alfredo Schiavoni no recuerda (o prefiere olvidar) que durante el gobierno de Ramón Puerta se impulsaron este tipo de iniciativas que no hicieron más que perjudicar a los trabajadores del sector durante los años 90”, sentenció el funcionario. Además, mencionó que estas políticas “dejaron expuestos a los miles de productores yerbateros de Misiones frente a la fijación de precios por parte de los jugadores más grandes del sector”.

“No debemos olvidar las grandes luchas de nuestra gente. La yerba venía de otros países e iba a los molinos que estaban en Buenos Aires. Esto dio origen a distintas asociaciones, como el Centro Agrario Yerbatero Argentino (CAYA) y la Asociación Rural Yerbatera Argentina (ARYA), pioneras en la lucha contra los grandes intereses que en ese momento permitían el ingreso de materia prima de países vecinos”, recordó el presidente del INYM Juan José Szychowski.

Foto principal: Sixto Fariña/Archivo

(Visited 144 times, 1 visits today)
Close