Written by 21:02 Política

Estudió medicina para ayudar a la gente y hoy los atiende con leyes: “Es mi pasión”

En cinco años, presentó más de cien normativas relacionadas a la salud y la educación. Habló del proyecto para prevenir el ACV, como también de la “gran mujer” que se inspiró para El Guardián y hasta de su celular hackeado.

Por Emiliano Toledo

Luego de recibir a los estudiantes del Instituto Ipesmi en las ya tradicionales visitas escolares en la Legislatura, el diputado Martín Cesino preparó un mate y recibió a Canal 12 en el décimo piso del edificio anexo. Por un momento dejó de enviar audios de WhatsApp a sus contactos para aclarar que le hackearon el número y que él no está enviando ciertos mensajes a todos. “Es así todos los días”, dijo con una sonrisa y un nivel de paciencia que pocos lo tendrían ante esta situación.

Cesino es médico clínico y cirujano, fue director de la Unidad de Traslados y Emergencias, fue subsecretario de Atención, atendió en los Centros de Atención Primaria de Salud (CAPS) en los barrios y desde 2017 es diputado provincial por el Frente Renovador. Actualmente transita su segundo mandato.

En una charla muy amena, no sólo analizó las 119 leyes que se crearon este año, sino que rememoró con mucha emoción su trayectoria, sobre todo con el primer proyecto de ley de su autoría que presentó en 2018.

-¿Cuál es el balance que realizó con respecto a las leyes que se sancionaron este año en la Legislatura?

-La verdad es que estoy muy contento. Es un gran orgullo y honor de formar parte de la Cámara de Representantes, bajo la conducción de nuestro presidente, el ingeniero Carlos Rovira. Muchas leyes surgen del contacto directo con la gente, como también del trabajo interinstitucional con el Poder Ejecutivo.

Después de dos años de pandemia, en este 2022 volvieron las sesiones presenciales a pleno. Fueron 21 reuniones, donde hemos sancionado 119 leyes históricas, de las cuales un 70% están relacionadas con políticas públicas de salud, educación, niñez, género, familia, adultos mayores, y el cuidado del medioambiente. Se crearon leyes que son únicas en el país, como la Ley de Humedales, que es muy importante porque tiene que ver con el cuidado de las cuencas hidrográficas y de la preservación de las faunas y flora de Misiones.

También se realizaron otras actividades como los cursos, los congresos, el Parlamento de la Mujer y el Parlamento Estudiantil Misionero Internacional. Éste último fue único en Argentina y en la región con esas características, porque los jóvenes tienen la posibilidad de presentar proyectos que luego se transforman en leyes.

En cuanto a la ley madre, que es el Presupuesto Provincial, es la herramienta de gestión necesaria para la transformación. Más allá de los números que son importantes, en esos números están la vida, el bienestar, la calidad de la gente. El hecho de que vengan a la comisión todos los ministros, presidentes de entes descentralizados y  el Poder Judicial para exponer lo que hacen y lo que se planifican es muy bueno, habla del diálogo, del consenso, del respeto que hay en esta Cámara, que es el norte que nos marca siempre el ingeniero Rovira.

El diputado Martín Cesino es el presidente del bloque del Frente Renovador en la Cámara de Representantes. © Emiliano Toledo.

-¿Cuáles son los proyectos que aún quedaron para su tratamiento en Comisión y que se perfilan a ser tratadas en las futuras sesiones del 2023?

-En mi caso, siempre trabajo en leyes que tienen que ver con la salud y la educación. Hay un proyecto que ya tiene dictamen y que seguramente el año que viene bajaría al recinto como la Ley de Enfermedad Cerebrovascular (ACV). Y otras que estamos trabajando en comisión como la Ley del Climaterio y Menopausia; la Ley de Artritis reumatoidea; la de Osteoporosis. La gente también me ha pedido la creación de la Ley de Vitíligo, que es una enfermedad de la piel. Todas estas iniciativas surgen de hablar con los pacientes, las familias, las asociaciones, como también con los compañeros de trabajo del Ministerio de Salud.

Es importante visibilizar que hay misioneros que sufren estas enfermedades. Con estas leyes, el Estado Provincial garantiza el acceso a la prevención, a los estudios de diagnósticos de acuerdo a la enfermedad y al tratamiento, que muchas veces son de alto costo.

También hay que remarcar los servicios para discapacidad como ha sido la ley de Lenguas de Señas, que garantiza en todos los servicios y hospitales un servicio de atención para personas sordas e hipoacúsicas. Es decir que, hay un personal preparado, formado y capacitado para atender a este grupo de misioneros que consultan al sistema sanitario.

Siempre quedan cosas pendientes, ahora estamos trabajando con personas ciegas para crear otros programas, así que seguro presentaremos el proyecto.

-Martín, usted ya lleva cinco años como diputado. ¿Recuerda cuántas leyes de su autoría ya lleva sancionados? Y, ¿Qué fue lo primero que le vino a la cabeza aquella sesión en que se aprobó su primera ley?

-Lo primero que siempre me viene a la cabeza es mi familia y la gente. Mi mamá, que no la tengo; mi papá, que lo sigo teniendo y que son los que me apuntalan en la vida. Con mucho esfuerzo, me dieron la posibilidad de estudiar para ser médico, que es lo que más me gusta.

Siempre lo digo, yo quise ser médico para ayudar a la gente, es mi pasión. Luego surgió esa gran responsabilidad que me han dado los misioneros, el ingeniero Rovira y el Frente Renovador de la Concordia el ingeniero Rovira desde el 2017 para ser diputado provincial. Y desde este lugar legislativo, me considero como una herramienta, un instrumento de sancionar leyes para la gente.

En este tiempo he presentado 109 leyes, y una de las primeras fue la de El Guardián. Fue una de las que hemos trabajado cuando yo era subsecretario de Atención, cuando trabajaba mucho con los niños en la prevención y el diagnóstico de las enfermedades vectoriales.

Recuerdo a una gran mujer: Claudina Deglise (exconcejal de Posadas, falleció en 2017). Esa gran mujer y compañera fue la que ha impulsado esto y la que me ha dado la posibilidad de trabajar para convertirlo en ley.

Otra ley que también me generó mucha emoción fue la Red de Traslados. El entonces gobernador Rovira lo ha puesto en funcionamiento en el 2004 y a mí me tocó ser el director.

La ley de los Agentes Sanitarios también me ha marcado, porque me ha tocado trabajar mucho con ellos cuando yo era médico de atención primaria en los CAPS. Es que, desde la Cámara se generan leyes que le permite mejorar un poquito la calidad de vida a ese promotor de salud.

Vengo de la rama de la salud y por eso siempre me pongo en el lugar del otro, que deposita confianza en mí para dar una respuesta. Siento la obligación de dar más de mí como médico y como humano, más allá de ser  un diputado, porque en ese papelito -ley- está la persona, está la familia, está la confianza, el amor, la esperanza y la fe para que ese misionero esté mucho mejor.

-¿Tiene tiempo para seguir ejerciendo como médico o esta es la manera más eficiente de seguir estando en contacto con sus pacientes?

-Estoy en contacto siempre. Mi teléfono lo tienen todos. Los escucho y doy respuesta. Puede ser desde un turno, un medicamento…incluso, aún me siguen pidiendo ambulancias.

Antes de ser presidente de Bloque de la Renovación, me daba el tiempo para poder hacer consultorio en el Hospital de Villa Cabello y en el CAPS de San Isidro. Amo mi profesión. Trabajar como diputado me hace estar en contacto permanentemente con la gente para crear leyes que mejoren la calidad de vida.

Siempre veo el cariño que tienen los misioneros, el respeto y el agradecimiento para con uno, sobre todo con nuestro espacio político. Es una forma de seguir relacionado con lo que uno ama, que es la medicina y por eso me siento muy gratificado.

A veces me escriben gente que no los tengo agendado. Y por eso destaco a mi equipo de trabajo, a Juanca y Paula, que colaboran para responder los mensajes y así ayudar a la gente cuando tengo reuniones u otras obligaciones. Pero siempre trato de que esa persona tenga una respuesta.

-Hablando de teléfono. Explíqueme, ¿qué pasó recientemente con su WhatsApp?

-Sí, la verdad es que es un tema muy especial porque hace más de cuarenta días que me entero que me han hackeado. Me chuparon todos mis contactos a partir de un link o algo que recibí a través de Instagram o Facebook.

Desde Ciberdelito, me informaron que estos sistemas tienen códigos. Aparentemente, estos tipos de delincuentes se metieron en mi teléfono para robar datos. Están usando otros números con características de Buenos Aires, con mi foto para hacerse pasar por mí, y les escriben a mis contactos pidiendo que agenden el ‘nuevo número’. Una vez que agarran la confianza, esa persona le pide hacer una transacción, un cambio de dinero, de venta de dólares.

Rápidamente, a las dos horas que me había enterado de esta situación, hice las denuncias correspondientes a la Policía de la Provincia y al Poder Judicial, que actualmente están trabajando y siguiendo varias pistas.

Quiero aclarar que yo tengo el mismo número de siempre, que es público. Y pido que tengan mucho cuidado, porque es un delito mucho más común de lo que uno cree. Por eso, es un tema que lo sentimos mucho, porque no solamente afecta a uno, sino también a muchas personas que están en contacto conmigo.

Cesino explicó cuáles son los pasos para crear una Ley a los alumnos del Instituto Privado de Estudios Superiores de Misiones (IPESMI). © Prensa Cámara de Representantes.

-Si bien aún falta para el final de su mandato. ¿Ha pensado en continuar desde su rol como legislador o si siente la necesidad de contar con otras o mayores más responsabilidades en la provincia?

-No, hoy la responsabilidad que tengo es inmensa para mí. Siempre lo digo: soy un agradecido del lugar donde estoy hoy. Me han dado una gran posibilidad tanto el ingeniero Carlos Rovira, como el gobernador de la Provincia, el doctor Oscar Herrera Ahuad y sobre todo los misioneros.

Las 24 horas estoy en la búsqueda permanente de resolver todas las cuestiones que no llegan en el día a día de la gente. Hoy justo hablando con los chicos del Instituto Ipesmi les decía: siempre estudié para ser médico, el mejor trato y contacto con ese paciente y su vida, como el destino, se lo construye. Y creo que eso me ha dado la posibilidad de estar acá en la Cámara de Representantes.

Por eso, desde el lugar donde me necesite la Renovación, voy a trabajar con el mismo compromiso, responsabilidad, seriedad, ganas y la empatía de poder ayudar a la gente. Eso es lo que a veces no me deja dormir, porque que hasta las 12 de la noche o en el horario que sea, hasta que yo no responda a todos los que se comunicaron conmigo, no descanso.

(Visited 562 times, 2 visits today)
Close