Written by 11:00 Política

Garantizar el acceso a la justicia a los más vulnerables, el desafío de la nueva magistrada de Oberá

Se trata de María Nelly Ferber, la abogada y actual mediadora del Centro Judicial de Mediación, estará al frente del segundo Juzgado de Paz obereño. El próximo 2 de diciembre, el Superior Tribunal de Justicia, pondrá en funciones a la nueva magistrada.

Justicia y accesibilidad. La nueva dependencia judicial está ubicada sobre la calle Ralf Haupt entre San Luis y Catamarca.

El nuevo Juzgado de Paz de Oberá de primera categoría que será inaugurado por la presidenta del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Rossana Pía Vechiarutti, el viernes 2 de diciembre, tendrá como jueza a cargo a la abogada y mediadora local María Nelly Ferber.

A días de la puesta en funcionamiento de la nueva dependencia judicial, María Nelly Ferber compartió a Canal 12 sus sensaciones de cara al nuevo desafío que afrontará en la ciudad que la vio crecer. La abogada aseguró que asumir el cargo de Juez de Paz de Oberá “es un honor porque es mi ciudad y es una gran oportunidad de brindar un servicio a la comunidad”.

La flamante jueza comentó que en su gestión al frente del Juzgado de Paz buscará garantizar el acceso a la justicia para todos “pero especialmente a las personas en situación de vulnerabilidad; mediante la implementación efectiva de las 100 Reglas de Brasilia”.

Se trata de un conjunto de normas que consagran los estándares básicos para garantizar el acceso a la justicia de las personas en condición de vulnerabilidad, aprobadas en la XIV Cumbre Judicial Iberoamericana realizada en Brasilia en marzo de 2008. En Costa Rica, fueron aprobadas en Sesión Extraordinaria de Corte Plena No. 17-2008 del 26 de mayo de 2008. Y su objetivo principal es establecer líneas de actuación para los Poderes Judiciales, con el fin de brindar a las personas en condición de vulnerabilidad un trato adecuado a sus circunstancias particulares.

De izquierda a derecha: Teresa del Carmen Hedman, María Fioranelli, María Ferber, María José González y Silvio Amarilla.

La profesional obereña se presentó en la audiencia ante la Comisión de Poderes y Acuerdos de la Cámara de Representantes y tras ser evaluada junto a otros candidatos para ocupar cargos en Apóstoles e Iguazú, los diputados provinciales prestaron su acuerdo legislativo en el recinto para confirmar su nombramiento al frente del Juzgado.

Ferber aseguró que con la creación del nuevo Juzgado por parte del STJ se busca “acercar y brindar un mejor acceso a la justicia para todos los ciudadanos”. Será el segundo Juzgado de Paz de la ciudad y funcionará por turno, es decir un mes estará de turno el tribunal ya existente y el mes siguiente el nuevo Juzgado.

La nueva dependencia judicial está ubicada sobre la calle Ralf Haupt entre San Luis y Catamarca, a minutos del centro de la ciudad. Además se encuentra cerca del Juzgado de Paz N°1 ubicado en calle Ecuador. Se encuentra en una zona revalorizada a partir de la construcción de nuevas casas y el asfaltado de las calles de la zona.

La mediadora aclaró que si bien la función principal de un juez es decidir, su impronta de trabajo estará atravesada por la implementación de métodos alternativos de resolución de conflictos.

“Los procesos de diálogo contribuyen a la democratización de la justicia, para que las personas se hagan responsables de sus propios conflictos y como protagonistas generen las soluciones adecuadas a cada caso”

María Nelly Ferber – Titular del Juzgado de Paz de Oberá

Experiencia en Posadas y Oberá

Entre sus antecedentes laborales, la letrada oriunda de la Capital del Monte comentó que se desempeñó como asesora legal de un programa de seguimiento en territorio para adolescentes en conflicto con la ley penal de la Sennaf. Luego fue coordinadora de la Residencia Socioeducativa Lucas Vega en Garupá y mediadora en los Centros de mediación comunitaria de la Municipalidad de Posadas. Hasta el momento se desempeñaba como mediadora del Centro Judicial de Mediación (CeJuMe).

Adelantó también que estas experiencias influirán claramente en el modo de abordaje de los conflictos que se presenten ante el Juzgado de Paz, los procesos de diálogo contribuyen a la democratización de la justicia, para que las personas se hagan responsables de sus propios conflictos y como protagonistas generen las soluciones adecuadas a cada caso”. Y agregó que el Juez, como director del proceso, “no deja de decidir pero dirige a las partes a que lo hagan”.

Como parte de su trabajo dentro del CeJuMe, en el año 2021, encabezó la primera mediación penal juvenil de la provincia; con personas de la ciudad de Oberá. En ese sentido, explicó que este proceso podría intentar replicarse en cada conflicto contravencional, “ya sea dentro de la figura de la conciliación (facilitada por el propio Juez) o dentro de un proceso de mediación (por derivación)”.

En la actualidad, gracias a la ampliación de las competencias de los Juzgados de Paz, “también ingresan causas por daños y perjuicios, pequeñas sucesiones, hasta laborales, procesos en los cuales se podría implementar conciliación o mediación”, comentó. En referencia destacó el trabajo y la capacidad de lo jueces misioneros “que cuentan con las herramientas que utiliza el mediador para que las partes involucradas alcancen un acuerdo”.

Objetivos y desafíos

La nueva magistrada adelantó que le gustaría generar un equipo de trabajo donde las personas se sientan motivadas para contribuir a la prestación efectiva del servicio resolviendo los conflictos en el tiempo oportuno.

“Entiendo al servicio de justicia como una instancia abierta a la comunidad, donde cada persona pueda transmitir sus conflictos y encontrar como recepción a otras personas, dispuestas a escucharlas para realizar todas las gestiones que sean necesarias para darle una respuesta adecuada”.

A.P

(Visited 485 times, 1 visits today)
Close