Secciones

Written by 03:20 Notas de opinión, Política

La empatía del gobernante

Por Lucas Romero Spinelli (*)

El funcionario de esta administración lo sabe: tiene que trabajar, salir, estar en los lugares de la gente.
Bajar al ruedo y bañarse del contacto con los gobernados.
No está en ningún libro, pero sí en los manuales de la Renovación. Es parte del credo.
Un vicegobernador viaja y viaja. Va en el auto oficial.
Hay policías en la ruta. Hay alguien que está acostado sobre el piso del asfalto. El Vicegobernador se baja y ayuda con los primeros auxilios.

“¿Hacía falta?”, se preguntará algún escéptico que duda de todo.
Sí, era necesario.

Un exgobernador -y actual colega- que nos enseñó la importancia de estar cerca de la gente, siempre.


Es la impronta de esta administración renovadora que está en el gobierno de las cosas y de la gente hace casi dos décadas.
Esa empatía hace falta.
Esa inclusión es necesaria.
Esa cercanía es la marca del orillo.
Ese reconocimiento del “otro” que no solo importa el día de la elección.

En 2020, una enfermedad global afectó a todos y cada uno. Todos encerrados.
Misiones tuvo la bendición de tener dos médicos sanitaristas para esa emergencia. Y eso -un regalo del destino– no fue poca cosa.
La mejor gestión de la pandemia en el país (¿Y en muchos lugares más?) fue en Misiones. Por lejos.
La Revista Gente lo eligió a Oscar Herrera Ahuad para estar en la foto de los Personajes del Año 2022. Ahí fue el Gobernador de Misiones. Ningún otro.


Un gobernante que se calza su mochila y sus zapatillas. Y camina junto al pueblo rumbo a Loreto. Es la peregrinación anual y él no está alejado de la gente que -con fé- recorre las distancias como lo hacían los padres jesuitas hace trescientos años.
Camina con la gente.


El niño se acerca y el Gobernador lo toma por la cabeza con ambas manos.
Es la foto.
Sin embargo, hay otra foto. Es de detalle.
Ahí se ve que Oscar Herrera usa su audífono ¡Y el niño que recibe el saludo también!
Esta muestra de humanidad, muchas veces se solicita a todos los políticos.


Pero ¿hay ese tipo de muestras en los que están en otras agrupaciones políticas? Esas que solo miran a Buenos Aires (o Corrientes) para recibir el pulgar para arriba a ver qué se hace y qué no.
Aquí hay cercanía, empatía, humanidad, inclusión y reconocimiento del otro.
Y el destino aparece más alentador.
Bien por ellos. Por nuestros gobernantes.
Los que conocen el pulso del pueblo.
Los que no esquivan los abrazos con los niños.
Los que están atentos a las indicaciones de la política pero tienen un oído en el pueblo.
Esa es nuestra gente.
Los misioneros estamos orgullosos de tenerlos al frente de la provincia.

(*) Contador Público. Diputado Provincial.

(Visited 242 times, 1 visits today)
Close