Written by 10:30 Política

Monseñor Bittar: “¿A quién daña una imagen religiosa?”

(*) Por Damián Santiago Bittar

Cuatro diputados presentaron un proyecto para la «remoción de los símbolos e imágenes religiosas instaladas en espacios públicos y/o edificios pertenecientes al Estado Nacional». Se trata de los parlamentarios opositores Karina Banfi, autora principal del proyecto, Martín Arjol, Fabio Quetglas y Fernando Iglesias, los tres primeros radicales y el cuarto del bloque PRO. El proyecto que busca prohibir la exhibición de símbolos e imágenes religiosas cuando no formen parte del lenguaje arquitectónico había sido presentado en dos ocasiones, en 2018 y 2020. Según los fundamentos, el propósito sería «garantizar el efectivo cumplimiento de los principios de libertad religiosa y de conciencia, así como de garantizar el carácter laico de los poderes públicos». La intención con la prohibición, consideran, sería que el Estado «garantice trato igualitario de cultos para avanzar en la construcción de una agenda pública no basada en la moral, sino en los derechos ciudadanos».

La nota que responde el Obispo Damián Bittar

Por lo que pude observar, este proyecto -tan fuera de lugar-, no ha despertado el más mínimo interés, ni en los medios, ni en la opinión pública general. Y si algún comentario generó fue más bien de asombro e indignación al ver a legisladores “ocupados” en una temática que nadie reclama, cuando el país es azotado por  una inflación galopante, el aumento escandaloso de la pobreza, la alarmante inseguridad, el avance del narcotráfico y otras múltiples cuestiones que desvelan a la gran mayoría de los argentinos, quienes reclamamos que los Poderes  y funcionarios del Estado, lejos de toda ideologización, procuren el bien común con medidas y leyes que promuevan la vida, el trabajo digno, la unidad nacional y la paz.

Por tal motivo ciertas propuestas legislativas “fuera del espacio y del tiempo”, generan más indignación que aprobación. ¿A quién daña una imagen religiosa cuando a nadie se impone ofrecerle un acto de culto o de veneración?  Es innegable que toda nuestra patria está atravesada por la presencia de Cristo, de la Virgen María y de muchos santos. Los símbolos religiosos que piden retirar designan hasta el nombre de una Provincia, el nombre de otra recuerda la Fe de nuestro pueblo; la capital de la Nación responde a una advocación de la Madre de Jesús, ciudades, pueblos, barrios, parajes, lagos, ríos, montañas, tormentas… Por más que uno quiera escapar, en el rincón más lejano del territorio nacional encontraremos un nombre con una referencia cristiana, fe que a nadie se impone, pero que mayoritariamente profesa nuestro pueblo. Al respecto es muy esclarecedora la carta del Dr. Javier Anzoategui a la “Asociación por los Derechos Civiles y de la “Asociación Pensamiento Penal” del 26 de noviembre de 2013, ante la solicitud para retirar los crucifijos e imágenes religiosas de los Tribunales. Vale la pena leerla.

Es innegable que toda nuestra patria está atravesada por la presencia de Cristo, de la Virgen María y de muchos santos.

Por otra parte, pregunto si los señores legisladores han presentado algún un proyecto de Ley que defienda la fe y la libertad religiosa ante reiteradas manifestaciones “artísticas” que, con exposiciones, aún en espacios públicos, en nombre de la “libertad de expresión” lesionan sentimientos religiosos de cristianos, judíos y musulmanes.

Reiteradas manifestaciones “artísticas” que, con exposiciones, aún en espacios públicos, en nombre de la “libertad de expresión” lesionan sentimientos religiosos de cristianos, judíos y musulmanes.

El tema se abre a un análisis más detenido desde el Derecho, la filosofía y el diálogo fe y razón, religión y cultura, tema muy desarrollado por los Papas Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco, quien precisamente durante el mes de septiembre participó en Kazajistán del VII Congreso de Líderes de Religiones Mundiales y Tradicionales, que ha colocado entre las más altas prioridades la afirmación de la paz, la armonía y la tolerancia como principios inquebrantables de la existencia humana.

(*) Obispo de la Diócesis de Oberá.

(Visited 202 times, 1 visits today)
Close