Written by 09:57 Salud

Uno de cada cuatro hombres padece de hipertensión: la importancia de los controles y los buenos hábitos

Noviembre es el mes de la sensibilización sobre el cuidado de la salud en los pacientes varones. Cuáles son los síntomas de este factor de riesgo, que pueden derivar en ACV, enfermedad renal e insuficiencia cardíaca y cómo prevenirlo.

Este 19 de noviembre se celebra el Día Internacional del Hombre y durante todo el mes, denominado Noviembre azul, se realizan acciones de concientización sobre el cuidado de la salud y la importancia de los controles médicos. La diabetes, el cáncer de próstata y la hipertensión arterial son las enfermedades y factores de riesgo más frecuentes en los hombres.

A diferencia de otras, la hipertensión es silenciosa, es decir que no provoca síntomas, la mayoría de quienes la padecen no se dan cuenta de eso hasta que se realizan controles por otras sintomatologías. Así, por casualidad, se toman la presión y son diagnosticados. Actualmente, no existe un hábito de control en la presión arterial.

El especialista en cardiología, Juan Ignacio Veller, señaló que más de mil millones de personas en todo el mundo son hipertensos, de los cuales unos 350.000.000 ni siquiera saben que la padecen. Afecta a uno de cada cuatro hombres y tiende a persistir en el tiempo, genera insuficiencia cardíaca, ACV y enfermedad renal crónica, entre otros.

Un hipertenso tiene medidas contínuas de la presión arterial mayor a 140-90. No es lo mismo tener la presión alta que ser hipertenso. Éstos tienen un síndrome clínico que le provoca presión alta mantenida en el tiempo y no responde a nada, es decir que no existe una causa conocida para que así sea”, explicó.

Tal vez te interese: Diabetes, cáncer de próstata e hipertensión son las enfermedades frecuentes en los hombres

Para diagnosticar hipertensión, el médico realiza dos pruebas en el consultorio que deben ser realizadas con dos semanas de distancia entre cada una. Estas deben reflejar valores mayores de 140-90. Para tomarse la presión, recomendó a los pacientes no fumar, beber café o hacer ejercicio 30 minutos antes de la prueba. 

En la mayoría de los casos no puede curarse, sí controlarse con medicamentos. El tratamiento indicado debe continuar sin interrupciones durante toda la vida. El médico es quien hará los ajustes necesarios para mantener su presión arterial dentro de los valores recomendados (menos de 140/90 mmHg).

Además de la medicación recetada por el médico, es necesario tomar medidas higiénico-dietéticas: menor consumo de sal (menos de 5 gramos al día), bajo consumo de grasas saturadas y trans, suprimir el consumo de cigarrillo, realizar ejercicio físico para bajar de peso e incorporar prácticas que ayuden a disminuir las sensaciones de estrés.

(Visited 86 times, 1 visits today)
Close