Secciones

Written by 06:45 Sociedad

Adiestrar a un perro: tarea de tiempo completo

La educación canina inicia a partir de los dos meses de edad. El aspecto económico es un factor importante para el cuidado de las mascotas. Alimentos, vacunas y espacio físico son fundamentales para el desarrollo del animal.

Adoptar y adiestrar perros es un proceso que conlleva responsabilidad. Para ello, hay que tener en cuenta la raza y brindarle la dedicación necesaria. Es un compromiso de tiempo completo. No solo implica mejorar la comunicación sino también, velar por la seguridad.

Laura Kuperman, adiestradora de perros, contó a Canal 12 los detalles acerca del cuidado de los animales. “Lo ideal es convocar a un educador canino. El proceso de adaptación incluye el ver si hay otras mascotas en la casa. Hay que ocuparse del proceso de que se conozcan entre ellos“, destacó Kuperman en referencia a la adopción de canes.

Destacó que hay que preguntarse si se cuenta con el tiempo necesario para dedicarle a la mascota. Es fundamental prestar atención al tamaño y raza de los animales. “Hay perros que son muy enérgicos y necesitan mucha actividad física. El perro necesita nuevos desafíos, por este motivo hay que sacarlo a pasear. Hay perros que no son tan enérgicos y prefieren quedarse en sus casas“, explicó.

 No hay edad mínima o máxima para educar a un perro, todos los perros independientemente de su tamaño o edad, necesitan tener pautas de comportamiento.

La economía es un factor esencial para el cuidado de los canes. “Tengo que tener en cuenta si voy a contar con los medios para tener la asistencia veterinaria que requiere el animal“, señaló la especialista, en alusión a las vacunas, controles y el espacio físico donde se encontrará la mascota.

Olfato, el máximo sentido animal

Kuperman explicó el concepto de “escapista”, que se aplica a los perros que no se encuentran castrados o aquellos que tienen un alto grado de estrés. En ese caso, los animales “buscan reproducirse. Ya que tienen un olfato muy avanzado pueden olfatear una perra en celo a distancias que nosotros no podemos calcular. También puede ser que escape por estrés generado por su entorno y quiere encontrar nuevos desafíos“, dijo a Antisiesta.

En tanto, la adiestradora aclaró que se considera una forma de violencia el no dejar olfatear al perro. “Sacar al perro y no dejarlo olfatear, es una forma de violencia hacia él. Es casi lo mismo que si yo prohíbo a un humano usar un celular”, comparó Kuperman. Detalló que el olfato es imprescindible para los caninos. Por este motivo, es importante sacarlos a pasar, brindarles un espacio de recreación y acompañarlos.

Las interacciones entre las personas y los animales tienen efectos positivos en la salud de las personas.

Además, la adiestradora brindó un detalle fundamental para que los dueños tengan en cuenta. El uso de arnés es imprescindible para no lastimar al animal. “Siempre se debe sacar a pasear a los perros con arnés, no con collar. Este último es para adiestramiento y lastima el cuello del animal“, señaló.

Educación y desafíos graduales

La educación del perro debe iniciar a partir de los dos meses. “A partir de allí empieza con una serie de actividades que tienen que ver con la conducta. Si el perro esta acostumbrado a aprender, va a aprender toda la vida. Siempre es importante presentarles desafíos mas altos“, detalló.

Es importante que los niños sean capaces de reconocer los signos de estrés en sus mascotas y saber cuándo no acercarse.

Laura se ocupa de la educación de perros cachorros y la modificación de conducta en perros adultos. Sus redes de contacto son Facebook e Instagram: Laura Kuperman educación canina

(Visited 72 times, 1 visits today)
Close