Written by 23:27 Sociedad

Capioví: figuras religiosas decorativas con técnica amigurumi

El amigurumi es una tendencia japonesa que consiste en tejer pequeños muñecos mediante técnicas de crochet o ganchillo que dan formas a animales o personajes de la televisión, y además pueden ser utilizados como juguetes u objetos de decoración. El nombre de la técnica proviene de dos términos japoneses: ami, que significa tejido; y nuigurumi, que se refiere a muñeco de peluche.

En la Localidad de Capioví vive Romina Itatí Sosa quien tiene un emprendimiento de carácter artesanal donde recrea figuras religiosas con la técnica de tejido amigurumi. “Hago pesebres, la sagrada familia con sus animalitos, varias vírgenes” señalaba Romina Sosa en una entrevista para Canal Doce.

El emprendimiento está hace tres años y su propietaria Romina cuenta: “ tengo un bebé de tres años y él es mi fuente de inspiración”. Ella es Profesora de Ciencias Agrarias pero su verdadera pasión es crear con sus manos estas maravillosas figuras en amigurumi, “lo que más me llena el alma es todo lo que tenga que ver con lo religioso, cada vez me gusta más utilizar ésta técnica de tejido” reconocía Romina.

La religiosidad está cargada de historia y sentimientos por lo que estas figuras decorativas tienen todo un proceso previo que vale la pena destacar . “Tengo que saber las historias de cada virgen, para contarle a la gente y así se interioricen acerca de lo que están viendo, porque la religiosidad está presente en todos los días de nuestra vida” decía Romina Sosa al hablar del desarrollo de sus proyectos artesanales que luego se materializan en el producto final que son estas bellísimas piezas de decoración.

Emprendimientos misioneros como éste que se encuentra en Capioví permiten valorar el trabajo hecho a mano ya que el producto final es único y exclusivo.

(Visited 47 times, 1 visits today)
Close