Written by 11:19 Sociedad

Cinco años del hundimiento del ARA San Juan y el recuerdo de dos misioneros que no regresaron

La tragedia se llevó la vida de 44 marinos. Sigue el reclamo de justicia. La teniente de Navío Eliana María Krawczyk y el cabo Jorge Isabelino Ortiz, de Misiones, formaron parte de la tripulación.

El 15 de noviembre de 2017, el submarino ARA San Juan (S-42) se hundía en las profundidades del Atlántico sur como consecuencia de una serie de desperfectos técnicos que desencadenaron una tragedia en la que murieron sus 44 tripulantes. Las personas que no regresaron son honradas por sus familiares en un reclamo de justicia que no cesa. El submarino fue hallado un año después de su hundimiento, con el casco totalmente deformado, colapsado e implosionado.

Hoy se cumple el quinto aniversario de la tragedia y continúan varias causas judiciales por el hecho ocurrido durante el gobierno de Mauricio Macri, entre ellas una por espionaje a las familias de las víctimas, que aún persisten en su demanda verdad y justicia.

Eliana María Krawczyk y Jorge Isabelino Ortiz.

En Misiones, se recuerda a la teniente de Navío Eliana María Krawczyk y el cabo Jorge Isabelino Ortiz como héroes. El puerto de Posadas lleva el nombre de la teniente. La Municipalidad de Garupá inauguró un mural en honor a Ortiz.

Krawczyk era la única mujer a bordo del navío y se desempeñaba como jefa de operaciones del submarino. En ese entonces tenía 34 años de edad. Era oriunda de la ciudad Oberá. Estudiaba Ingeniería Industrial hasta que descubrió su verdadera vocación, que la llevó a la Escuela Naval Militar e integró la promoción 137.

Ortíz había nacido en Posadas en mayo de 1985. Tenía tres hermanos. Estaba casado con Griselda, con quien tenía un hijo. El cabo principal y maquinista estaba encargado, junto a otros compañeros, del sector eléctrico y motores del submarino ARA San Juan. Hacía doce años que estaba en la Armada cuando se produjo el hundimiento.

Video del momento en que hallaron al ARA San Juan.

El ARA San Juan

El sumergible fue construido a principios de la década de 1980 en el astillero alemán Thyssen Nordseewerke y contaba con 65 metros de eslora (el largo del buque), un diámetro de casco resistente de siete metros y era propulsado por cuatro motores diésel MTU 16 V de 6720 HP.

El San Juan tuvo una reparación de media vida que se extendió entre 2007 y 2014 en el complejo Tandanor, tarea que incluyó más de 600 trabajos, entre ellos el replacado de las 960 baterías y el reemplazo de sus cuatro motores.

En 2016, el entonces jefe de Gabinete Marcos Peña informó al Congreso que el submarino “estaba operativo” en la base de Mar del Plata. El funcionario fue advertido por legisladores sobre la necesidad de llevar el submarino hacia “dique seco” para efectuarle reparaciones, pero no contestó sobre ese requerimiento.

Familiares de los tripulantes confiaron en varias oportunidades que los marinos les habían contado que el sumergible necesitaba una reparación para continuar navegando. Informaciones periodísticas consignaron semanas después de la tragedia que se había reportado en el submarino un problema con el snorkel (la válvula de acceso de aire), que originó el ingreso de agua a la nave.

Fuente: Telam y archivo Canal 12

(Visited 77 times, 1 visits today)
Close