Written by 09:07 Espectáculos, Música, Sociedad

Con un emotivo concierto, homenajearon a Ramón Ayala en Buenos Aires

Con sus 95 años, el artista misionero fue ovacionado por un público que disfrutó de las interpretaciones de Nadia Larcher, Cecilia Pahl, Walas, de Massacre, y del ensamble entrerriano de Costa a Costa. En Misiones, será homenajeado el 16 de este mes en el Teatro Lírico del Parque del Conocimiento.

Ramón Ayala, emblema de la música del Litoral y uno de los grandes referentes de la música popular argentina, fue homenajeado el domingo por la noche en el Centro Cultural Kirchner con un emotivo concierto presenciado por el artista misionero, de 95 años. Este fue el primer homenaje al gran Ayala, la semana que viene será reconocido en su tierra natal.


Foto: Alejandro Santa Cruz.

Olé, olé, olé, olé Ramón, Ramón”, cantaba la audiencia en varios pasajes de “El viejo río que va”, nombre de la presentación que se realizó en un colmado Auditorio Nacional, para celebrar la obra de “El Mensú”, músico, poeta, artista plástico, compositor e intérprete, quien vio el espectáculo sentado en primera fila.

“…mira la luz, goza tu vida y todo lo emana de tu ser…”, recita Ayala en una grabación que se escuchó al inicio de un concierto de 45 minutos, dividido en dos segmentos, uno instrumental y otro cantado. Jóvenes y no tan jóvenes apreciaron la belleza de algunas de sus piezas en respetuosas versiones, mayormente atravesadas por un halo de frescura.

El espectáculo integra el ciclo “Trayectorias”, dedicado a músicos emblemáticos y marca el inicio de una serie de actividades que se realizarán en diferentes puntos del país para homenajear la obra y la vida de Ayala, quien a lo largo de su vida compuso más de 300 canciones.

Sus melodías “grandiosas” -como él mismo describe-, su mirada contemplativa de la naturaleza, y en particular de la vida de la selva y el río, y la profundidad de su poesía, son algunos de los rasgos de una obra enorme que también abarca la pintura.

En el primer segmento de la presentación, una orquesta de piano, cuerdas y percusión interpretó una selección de obras instrumentales de Ayala con arreglos y dirección de Juan de Dios Rivas: “Alma de lapacho”, “Corochiré” y “El gualambao”. La última canción contó con la participación de una pareja de baile integrada por Patricia D´Onofrio y Lucas Cidade, que potenció la delicadeza de la composición con una inspirada coreografía.

En la segunda parte, que contó con dirección musical de Maru Figueroa, la formación interpretó clásicos de Ayala como “Posadeña linda” en la dulce voz de Cecilia Pahl; “Retrato de un pescador”, en una versión enérgica interpretada por la destacada Nadia Larcher; y “El mensú”, con Walas –cantante de la banda de rock Massacre y sobrino de Ayala–, quien desde su personal impronta sorprendió al público con el brillo especial que le dio el hecho de cantar en un registro diferente y mirando a su tío desde el escenario.

Además, la emoción que emanaba seguramente tenía que ver con que esa canción tenía una historia que lo involucraba directamente, ya que la había creado su padre, el violinista Vicente Cidade, junto a su hermano mayor, Ramón Ayala.

Para el cierre, llegó “El cosechero”, una de las canciones más conocidas y cantadas de la obra de Ayala, en las voces de los tres cantantes y de la audiencia que siguió el tema de principio a fin y acompañó con palmas.

También participaron del concierto de César “Cacho” Bernal en percusión, Santiago Martínez y Belén Arriola en violines, Maite Unzurrunzaga en viola, Juan de Dios Rivas en cello, Jéssica Juárez en contrabajo, Chela Martínez Bader en flauta, José Bulos en piano, Natalio Sturla en acordeón y Maru Figueroa en guitarra; mientras que la producción general estuvo a cargo de Naty Zonis.

Finalizado el concierto, el ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer, junto al subsecretario de Gestión de Espacios y Proyectos Especiales, Martín Bonavetti, le entregaron a Ayala una placa en reconocimiento a su trayectoria.

“Estamos profundamente emocionados por tenerte aquí. ¡Que viva la música argentina y que viva Ramón Ayala!”, dijo Bauer agradeciendo sus creaciones al compositor, quien también recibió el abrazo del guitarrista tucumano Juan Falú.

Exótico y sensible, sus canciones fueron interpretadas por grandes como artistas como Mercedes Sosa, Joan Manuel Serrat, Horacio Guarany y Liliana Herrero, entre otros, y son parte de lo más preciado de la música popular argentina.

Homenaje al representante del gualambao,

En Misiones, el miércoles 16 de noviembre se realizará un concierto sinfónico homenaje al gran Ramón Ayala, para reconocer su extensa trayectoria. Será en el Teatro Lírico del Parque del Conocimiento, donde se podrá disfrutar de sus melodías, como el gualambao, y su gran repertorio musical.

Según Ramón Ayala, el gualambao es un estado de conciencia que se refleja en toda su obra. Fue declarado como patrimonio provincial, porque es una de las melodías más representativas de la provincia. “El gualambao es una palabra mayor del ritmo nacido de las sonoridades regionales”, aseguró.

Luis Marinoni, director del Ballet Folclórico del Parque del Conocimiento, manifestó que esta hermosa composición proviene de la inventiva de Ayala y del contexto que colaboró en la elaboración de este ritmo. “Es la conjunción de lo que significa andar por el monte, pisar la hierba y escuchar los sonidos de las aguas”, explicó.

Fuente: Telam y redacción Canal 12 Posadas.

(Visited 207 times, 1 visits today)
Close