Written by 11:15 Sociedad

El bullying: el dolor que genera esta pandemia silenciosa

Argentina es uno de los países con más casos de bullying y ciberbullying en el mundo. Según la ONG Bullying sin fronteras, más de 10 mil niños y jóvenes del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) tienen miedo de ir a la escuela y ser víctimas de acoso escolar. Compartimos la mirada profesional de las causas y consecuencias del bullying. 

Originalmente la palabra que conocemos como Bullying agrupa un conjunto muy diverso de conductas: incluye desde la violencia física hacia un compañero hasta la agresividad verbal. Esto puede ser de forma directa a través de insultos o de manera indirecta con sutilezas, como la difusión de rumores falsos. En cualquier caso, se trata de un fenómeno que tiene consecuencias a corto y largo plazo que no deben ser subestimadas. 

Canal Doce dialogó con la licenciada en psicología Sofía Alba, que aborda esta temática, y recordó que las infancias y adolescentes tienen estructuras mentales en proceso de formación. Es decir, no tienen su personalidad formada. Una persona suele afianzar las características de su personalidad alrededor de los 22-23 años aproximadamente. 

Estadísticas de Bullying en Argentina 2022.

Las causas del acoso escolar

Sobre las causas o motivaciones que tiene un abusador, la psicóloga Alba advirtió que pueden ser muchas las causas que generen este tipo de conducta. En algunos casos, el niño o adolescente (refiriendo a cualquiera sea su género) replica situaciones de violencia que vive en su hogar y busca que otra persona viva lo mismo. En otros contextos puede ser un modo de expresión o algo patológico, como la dificultad en el control de la ira o conflictos sexuales, entre otras cosas. Se trata de un fenómeno psicológico de “descarga” que debe ser estudiado en cada contexto en su singularidad. 

Es importante recordar que si un niño es víctima de bullying, es porque no puede defenderse. “Cuando el afrontamiento no es exitoso viene la etapa donde aparecen signos de estrés y la llamada desesperanza aprendida, donde ya no encuentra salida a la situación y la sobrelleva como puede”, apuntó. Llega un momento, advirtió la profesional, que “el niño se acostumbra al hostigamiento, no protesta y piensa que él seguramente hace algo mal y por eso se agarran con él”. 

Las consecuencias comunes de sufrir bullying

La víctima por lo general es una persona más reservada, introvertida y con menos rasgos sociales. Son vistos como objetos del abusador donde éstas depositan su ira. 

El estrés crónico que ocasiona el bullying trae consigo muchas consecuencias orgánicas y el impacto a nivel cerebral es irreparable. La médica pediatra y coordinadora de Bullying Cero Argentina, Flavia Sinigagliesi, dice que este fenómeno social es cada vez más intenso y las consecuencias varían en intensidades de estrés crónica y frecuencia. En algunos casos, el Estrés Postraumático (PTSD) se sostiene en el tiempo. Puede generar signos de ansiedad, ataques de ira, trastornos del sueño, sentimientos de culpa, conductas evitativas, baja autoestima y depresión, entre otras. 

Los adolescentes victimizados en la escuela suelen ser más propensos a tener una autopercepción pobre y baja autoestima como consecuencia. Se los describe como personas tristes, inseguras y tímidas que tienen pocos amigos o ninguno. 

Según un estudio de la Universidad inglesa de Warwick, los niños víctimas o victimarios del fenómeno Bullying son tres veces más propensos a tener pensamientos suicidas antes de los 11 años de edad. El equipo analizó datos de 6.043 niños entre 11 y 12 años de edad, para evaluar la intimidación que sufrieron entre los 4 y los 10 años. Los científicos concluyeron que entre los involucrados en problemas de Bullying prevalecen pensamientos suicidas y las autolesiones. 

“El bullying no es solo quien lo ejerce sino el contexto que acompaña. Hay uno o dos violentos y observadores no participantes activos que no dejan de ser cómplices. Entonces al no hacer nada sobre la situación de acoso, contribuyen a que siga ocurriendo y avalan el comportamiento de el o los acosadores”, cerró la licenciada Alba. 

De acuerdo a la Ley N° 26.892, el Ministerio de Educación de la Nación gestiona la línea telefónica gratuita “Convivencia escolar” 0800-222-1197 a través de la que las familias, estudiantes, docentes y miembros de la comunidad pueden informar situaciones problemáticas que se desarrollan en el ámbito educativo. En caso de percibir situaciones de bullying o donde niños puedan estar viviendo acoso escolar, resulta importante ser parte de quienes toman acción en la temática. Es importante recordar: si no hacemos nada, somos parte del problema.  

NM

(Visited 70 times, 1 visits today)
Close