Secciones

Written by 23:11 Cultura, Sociedad, Turismo

El deslumbrante resplandor de la selva mágica

La selva Paranaense se caracteriza por ser la de mayor biodiversidad de Argentina. Muchas especies fueron declaradas monumento natural. Yacutinga, yaguareté y vencejo forman parte del ecosistema regional.

La yacutinga es una especie de pavo o gallináceo salvaje. Su nombre proviene del guaraní y remite a “pava”. Hasta se ha plasmado en la denominación científica que desarrollara Carlos Linneo -con su latinismo que trae reminiscencias del bello idioma de las selvas sudamericanas-: pipile jacutinga.

Si se dejan de lado los tecnicismos, lo que queda es una bellísima ave: la yacutinga.

Pase y vea.

Yacuntiga, ave emblemática de la selva misionera

Parece una de esas criaturas imaginarias creadas para el reino de Pandora donde James Cameron hizo desarrollar las aventuras de los soldados y los Na’vi.

La yacutinga es una de las tantas especies que Misiones -con gran tino- ha decidido declarar monumento natural. La pava de precioso plumaje, pecho rojo y una cresta blanca enhiesta al estilo Arturo Vidal, no es la única criatura que la provincia intenta preservar a lo que dé.

Esta eco-región conocida como la selva Paranaense se caracteriza por ser la de mayor biodiversidad de la Argentina: cuenta con 3.148 especies de plantas vasculares (las que representan el 29 por ciento de las existentes en el resto del país), 1.125 especies de vertebrados entre los que hay 274 peces, 66 anfibios, 114 reptiles, 546 aves y 124 mamíferos, así como cientos de miles de artrópodos (insectos, arañas y demás bichos invertebrados).

La mitad del territorio aún es selva.

Al misionero le gusta llamarla ‘monte’ aunque esto produzca algunas confusiones idiomáticas: en España monte es un lugar con elevación y símil a la palabra montaña. Aquí no.

El monte es el lugar donde la selva se vuelve más tupida, donde el yaguareté trata de atrapar a sus presas; donde los monos aúllan en las copas y saltan de rama en rama; donde los tucanes elevan sus picos al cielo y vuelan; donde las mariposas se acercan a las orillas del arroyo a libar un poco de sodio, esa sal tan escasa y vital del monte.

Hace poco, una nutria apareció en la Costanera de Posadas. Se apoyó sobre una piedra con sus dos patas delanteras, mientras sostenía un pescado.

La nutria de río tiene peculiaridades que le permiten subsistir en su hábitat

Ni que decir de uno de los más bellos felinos: el yaguareté. Su porte, su elegancia, su andar apabullan con esas manchas en todo su pelaje.

Y, claro, con esas mandíbulas poderosas capaces de todo: de entrar al agua, morder en la base del cráneo a un yacaré y sacarlo pataleando en esas difíciles riberas llenas de lodo.

Los yaguaretés son los felino más grande del continente americano

Misiones, esta provincia pequeña pero con la mayor biodiversidad argentina, con sus autoridades e institutos ha decidido hacer lo posible y más para proteger a todas y cada una de esas especies. Muchas, en riesgo de extinción.

Sólo en el período legislativo 2022, se declararon monumentos naturales, a saber:
El vencejo de la cascada. Ese pequeño y audaz pájaro que no le teme las aguas grandes de las Cataratas y se lanza contra los murallones rodeados de humedad y gotas. Por detrás de las cascadas están sus nidos, sus crías, su casa.

El vencejo pasa la mayor parte de su vida en el aire.

También la especie Carayá Negro y Dorado (Alouatta caraya) tiene esa categoría, con la finalidad de lograr su preservación, conservación, reproducción, y de evitar la extinción de esta especie.

Y no se han olvidado de las mariposas: las más conocidas (recomendación, visitar el mariposario de la Cruz de Santa Ana): las especies de mariposas Heraclides androgeus también conocida popularmente como Mariposa Androgeo; Diaethria clymena janeira más conocida como Mariposa 88; Danaus erippus también conocida como Mariposa Monarca; Morpho anaxibia popularmente reconocida por Mariposa Seda Azul y Morpho helenor también conocida como Mariposa Panambí, con la finalidad de lograr su preservación, conservación y reproducción.

Mariposas que se hallan en la provincia

Y también del reino vegetal. Se declaró monumento natural a las especies de orquídeas Isabelia virginalis y Zygopetalum maxillare, con la finalidad de lograr su preservación, conservación y reproducción, y creando el Plan de Restauración Ecológica de Orquídeas Nativas de las Áreas Naturales Protegidas.

“Misiones tiene uno de los bosques más diversos y con el mayor porcentaje de biodiversidad después del Amazonas, en Brasil, significando un enorme refugio natural”, reflexionó la investigadora Cecilia Fernández Díaz. Esta tierra es un vergel. Aquí se respira biodiversidad. Para cuidarla, es necesario una legislación de avanzada.

Orquídea regional
(Visited 885 times, 1 visits today)
Close