Written by 08:30 Destacados, Sociedad

El legado de Zygmunt Kowalski, destacado artista misionero, yace hoy en la colección privada de su único hijo

Pinturas y bocetos que marcan el trayecto de toda una historia de vida. Las reliquias de don Zygmunt hoy permanecen bajo el resguardo de su hijo mayor, Víctor, tras el fallecimiento de su hermano Alejandro a comienzos de este año. En 2023 será el aniversario n°100 del nacimiento de Kowalski y tienen prevista una exposición inédita. 

Zygmunt Kowalski nació en Polonia en el año 1923, emigró a Misiones en 1949 -escapando de la Segunda Guerra- y falleció en Oberá en el año 2011. El año que viene se cumplirán 100 años de su natalicio y desde la familia tienen el deseo de concretar una gran muestra de arte con sus obras y bocetos, algunos de ellos inéditos hasta el día de hoy.

Sus obras fueron inspiradas en los paisajes misioneros, que tanto le gustaban. Se consolidó a través de los años luego de haberse formado en la Escuela de Bellas Artes de Mannheim, Alemania, y tuvo el placer de exponer sus valiosas piezas en numerosas galerías y museos de Argentina y el mundo.

Zygmunt Kowalski.

El legado del artista polaco, misionero por elección, hoy reposa ante el cuidado de su hijo mayor, Víctor Kowalski (58), quien se desempeña como docente en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM). También están en su poder las pocas obras que tenía su hermano, Alejandro “Ole” Kowalski, que falleció en abril de 2022.

En diálogo con Canal 12, Víctor recordó a su padre en sus históricos talleres, uno de ellos incluso terminó funcionando como habitación suya y de su hermano con el transcurso del tiempo. Aprendió el arte a través de él y supo compartir momentos únicos de viajes, donde Zygmunt disfrutaba de reproducir el mar en sus lienzos.

Estudio en la cabaña de fin de semana en inmediaciones de El Zaimán.

Por motivos de seguridad, no desea por ahora nombrar la cantidad de obras que tiene en su poder, pero sí asegura que son varias. En ese sentido, contó que el pintor tenía dos tipos de cuadros: los bocetos pintados al natural y los cuadros, que eran representaciones de los bocetos pero en mayor tamaño.

Algunas veces regalaba bocetos y otras veces los vendía, pero eran casos contados. Son varios los que quedaron. Con los bocetos él recomponía la disposición de las cosas en el cuadro y que así lograba que tengan una mejor lectura desde el punto de vista artístico y plástico”, contó.

Los bocetos no solían ser demasiado grandes, tanto en vertical como horizontal por lo general medían 40×50 o 40×60 centímetros y, gracias a su habilidad, no tardaba más que un par de horas en hacerlos: “Después, pintaba los cuadros en medidas de un metro y medio de ancho con la proporción de altura que tuviera el boceto”.

Hoy día muchas de ellas forman parte de la colección privada de Víctor, así como también su hermano Alejandro supo tener la propia. En este momento es el único heredero de la propiedad intelectual.

Pintando al borde del camino terrado.

Con motivo de construir el Acervo Cultural “Zygmunt Kowalski”, antes de fallecer Alejandro Kowalski difundía las obras de su padre y las ofrecía en venta. Hasta hoy pueden encontrarse en la red social Facebook, donde alegaba “un legado de belleza sin igual y un testimonio histórico para los misioneros y los amantes de su obra en todo el mundo”.

El taller de Posadas 

Don Zygmunt vivió junto a su esposa Helena y sus hijos Víctor y Alejandro en su casa ubicada sobre la Avenida Rademacher de la Capital provincial, sitio donde en la planta alta -que incluía un pequeño altillo utilizado como depósito- funcionaba su amado taller. Cuando se volvió complicado subir hasta allá, su estudio se trasladó a la planta baja.

Primer estudio formal sobre Av. Rademacher

La casa necesitaba mantenimiento, así que decidí alquilarla. En la parte de arriba, en el taller, tenía todos sus insumos para pintar y un caballete grande que le servía para los cuadros que medían hasta dos metros. Había una biblioteca y un ventanal muy amplio donde ingresaba luz natural y también estaba su tocadiscos”, relató.

Junto a sus amigos Rudolf Beth y Mario Osvaldo Venturi.

En el taller, además, había espacio para un pequeño sofá y una mesita, donde recibía sus visitas y compartían un buen momento charlando sobre arte: “Él los recibía a todos allí, y también tenía su máquina de escribir porque su otra profesión fue de traductor público de varios idiomas”, agregó.

La relación con su padre

Víctor, a pesar de haber elegido la carrera de ingeniería, compartió con su padre el amor por la pintura. Las primeras enseñanzas sobre arte y composición vinieron a través de él, y disfrutaban juntos de numerosos viajes donde aprovechaban la oportunidad para reproducir paisajes naturales.

“Al terminar la escuela secundaria, no me decidía si estudiar ingeniería o artes. Compartimos la pintura y los viajes, nuestras charlas además de las de padre e hijo estaban muy relacionadas al arte”, aseguró.

Disfrutó de la pintura junto a su padre desde que tenía 15 años, y luego, ya de grande, viajaban buscando paisajes para luego plasmar esas imágenes en sus composiciones.

Zygmunt, Víctor, Alejandro y Helena.

Al compartir la misma pasión, Zygmunt solía pedirle a su hijo mayo que “critique” sus pinturas, para así conocer otros puntos de vista sobre la misma obra. También estaban presentes las raíces polacas del artista, naturalmente, por lo que acostumbraban a charlar en ese idioma. 

Centenario del nacimiento de Zygmunt Kowalski

A modo de celebración y para recordar al artista que el 20 de octubre de 2023 cumpliría 100 años, Víctor aseguró que tiene deseos de desarrollar una gran muestra, donde además está prevista la presentación de obras inéditas de Kowalski, nunca antes vistas. 

Quisiera que se realicen en diferentes localidades de Misiones, cada una con su temática en particular, y sumar también las obras que todavía no se vieron”, manifestó al respecto. El objetivo de la propuesta es darle luz a aquellas pinturas, testigos del transcurso del tiempo y la vida del artista, que nunca antes fueron mostradas.

AV

(Visited 144 times, 1 visits today)
Close