Written by 00:46 Sociedad

El show debe continuar, la última canción que grabó Freddie Mercury

Intérprete y reconocido por su poderosa voz, el líder de Queen alcanzó la fama mundial desde muy joven. A 31 años de su fallecimiento, se recuerda su paso por la historia de la música.

El 14 de octubre de 1991, en Reino Unido, lanzaba junto a Queen ‘The show must go on’, una canción que dejaría una marca en la historia del rock. “Espacios vacíos. ¿Para qué vivimos?”, dice una de las frases escrita por Brian May para Freddie Mercury, en vista al inevitable final que se aproximaba en la vida del vocalista.

Al momento de grabar el disco Innuendo -que incluye ‘The show must go on- Freddie se encontraba en un estado muy avanzado del sida, enfermedad que le diagnosticaron en la pascua de 1987. Debido a su estado, sus compañeros decidieron que los falsetes y notas muy altas o agudas de los coros fueran grabados por Roger Taylor.

Gran parte de las canciones del disco fueron hechas con pausas en el medio e inclusive, muchas de ellas, Freddie debió cantarlas sentado, ya que no soportaba el dolor proporcionado por el sida. Al momento de grabar ‘The show must go on’, la cual sería su última canción, el vocalista bebió un trago de vodka y dijo: «I’ll fucking do it, darling» (Lo haré, cariño). Seis semanas después, el mundo se despedía del músico y esta canción pasaría a la historia por ser la única del disco la cual no tiene cortes y fue grabada en una sola toma.

La música tiene la magia particular de persistir y llegar a los lugares más recónditos del pensamiento, como así también hay voces que transmiten la felicidad y la agonía con tan solo unas notas. Vocalista, cantante y compositor británico, Farrokh Bulsara, más conocido como Freddie Mercury, fue uno de los artistas más destacados de las últimas décadas. Hoy en día, permanece en el recuerdo de miles de fanáticos y músicos del mundo.

(Visited 50 times, 1 visits today)
Close