in ,

El telescopio Webb descubrió una galaxia que permitirá estudiar cómo se formaron los agujeros negros

La imagen que compartió la NASA corresponde a una galaxia redonda y rojiza, apodada “Rueda de carro”, que se encuentra a 500 millones de años luz de la Tierra.

Los instrumentos de observación del telescopio James Webb han descubierto esta semana una espectacular galaxia que revela detalles para conocer mejor cómo se forman los agujeros negros y las estrellas.

Según informó la Agencia Aeroespacial de Estados Unidos, su nacimiento se debió a una colisión cósmica entre una galaxia espiral (como nuestra Vía Láctea) y otra galaxia más pequeña.

La galaxia presenta dos anillos que, según explicaron los investigadores, se expanden hacia el exterior desde el centro de la colisión. La imagen también revela el comportamiento del agujero negro que se observa dentro del centro de la galaxia y proporciona una nueva visión de cómo ha ido modificándose a lo largo de miles de millones de años.

Estos nuevos datos de “Rueda de carro” sirven para establecer la edad de las estrellas de la galaxia y estudiar mejor el polvo que compone los “radios”. 

Este nuevo descubrimiento es una señal de que el Webb no ha hecho más que empezar a enviar valiosa información y se espera que haya muchos más momentos de asombro como este en el futuro.

Hoy Posadas recibe a “La batalla continúa” con más de 90 luchadores de Kick Boxing

Gabriela, productora de El Soberbio: “Todos quieren pollos caseros”