Written by 16:38 Sociedad

Estudiantes del Santa Catalina idearon una casa que se maneja a través de bluetooth

Funciona a través de sensores. A futuro proyectan agregar un portón eléctrico.

Cada vez más personas incorporan herramientas electrónicas a sus hogares y es que, las familias priorizan la agilidad en las funciones diarias como: prender las luces, cerrar una puerta o encender un ventilador. Los elementos del futuro ya llegaron y son el presente de muchas personas.

Santiago Segovia es uno de los representantes del proyecto ‘casa con sensores’. Junto a su compañero Flavio, realizaron una maqueta de una casa que cuenta con la programación necesaria para que su sistema funcione de forma electrónica. “Nosotros nos encargamos de hacer una casa que, mediante bluetooth, prende todas sus luces al mismo tiempo y, con los sensores, podemos conectarlo para que abra la puerta y enciendan los ventiladores“.

Maqueta realizada por los estudiantes del Santa Catalina

En cuanto a su funcionamiento, los jóvenes detallaron que utilizan artefactos particulares que permiten el control de la residencia. “Tenemos llaveros. Cada uno tiene un código específico, se toma ese código y abre la puerta. Funciona como un sistema de alarma y, para controlar por medio de bluetooth, ocupamos un aparato electrónico llamado HCC06 que nos permite dominar desde el celular mediante una aplicación llamada Arduino Bluetooth Controller“.

Los estudiantes explicaron que la idea surgió por algo que vieron a través de internet. A partir de allí, buscaron complejizar el proyecto para adquirir un mayor aprendizaje. “Tomamos la idea de Internet, porque quisimos armar un proyecto a futuro que nos ayude a tener un aprendizaje más alto. Si nos cuesta un poco más hacerlo, obtenemos un mayor aprendizaje del que tendríamos, por ejemplo, haciendo algo básico. Queríamos ir más al futuro y hacer una casa inteligente”, indicó Santiago a Canal 12.

El proyecto fue expuesto en la Muestra Anual de Robótica del Instituto Santa Catalina

El proyecto tuvo su desarrollo en tres meses donde, Santiago y Flavio dedicaban dos días de la semana para realizar avances. “Nos llevó tres meses idear esto. Nos juntábamos dos veces a la semana, dos horas. A lo último, estuvimos entre seis y cuatro horas porque conectar cables y programar al mismo tiempo, cuesta. Es difícil poner todo en una sola placa pero nos gusta. Más adelante nos gustaría agregarle portones eléctricos”, señaló Segovia.

Los estudiantes expusieron su maqueta en la Muestra Anual de Robótica del Instituto Santa Catalina. En este marco, niños y adolescentes de diversas edades presentaron ante autoridades, familia y amigos, los trabajos realizados a lo largo del año en el taller de Robótica y Programación que se encuentra dentro de su esquema curricular.

El trayecto de programación se da a patir de los Box Maker “Aprendiendo con Robótica”, un recurso incorporado por distintas escuelas de la provincia en fin de integrar la inteligencia artificial, impulsar el pensamiento crítico, reforzar las habilidades digitales y apostar por la formación temprana. En este sentido, Santiago manifestó: “lo que más nos gusta de la Escuela de Robótica es el ánimo que tenemos entre nosotros, el apoyo, el trabajo en equipo, los valores, las enseñanzas. Te divertís con tus compañeros, haces amigos, aprendes cosas buenas que te van a servir a futuro. Además en el futuro, todo va a ser electrónico“.

(Visited 252 times, 1 visits today)
Close