Secciones

Written by 03:17 Sociedad

Hambre emocional, un problema alimenticio que se debe evitar

¿Qué es este tipo de alimentación y por qué afecta gravemente a la salud? Son algunas de las incógnitas que genera esta problemática. Conocé cuáles son las recomendaciones para evitar entrar en este círculo vicioso de alimentarse por antojo y no por necesidad.

La alimentación emocional es un tipo de hambre que se caracteriza por el comer para sentirse mejor mentalmente, en lugar de satisfacer el hambre físico. Esto suele ser una solución temporal y, aunque puede sentirse bien en el momento, a menudo muchas personas se sienten peor después.

Esto se debe a que rara vez se elige una opción saludable para llenar un vacío emocional, y el exceso de alimentos azucarados o grasos puede provocar malestar físico o sentimientos de culpa. Por ello, es fundamental distinguir entre el hambre emocional y el hambre real.

Las cinco preguntas del antojo o necesidad

¿Realmente hay un deseo de comer alimentos ricos en azúcares, grasas y carbohidratos? Si la respuesta es sí, se trata de un hambre emocional ya que esta suele resultar en el antojo de comida chatarra, y muy pocas veces provoca antojos de alimentos nutritivos.

Se debe recordar el momento en el que apareció el hambre, ¿fue de manera rápida o progresiva? A menos que no se haya comido en varias horas, el hambre físico generalmente aparece lentamente mientras que su contraparte emocional suele ser urgente.

¿El estómago realmente gruñe? Esta pregunta está diseñada para probar si el hambre proviene del estómago y es físico o si es de la mente siendo emocional.

¿Se está mentalmente presente mientras comía? Comer sin sentido es comer sin realmente darse cuenta.

¿Cómo me sentí después, satisfecho o con culpa y arrepentimiento? Ya que rara vez uno se siente culpable después de disfrutar de una comida nutritiva.

Existen muchas cuestiones que pueden detonar el hambre en una persona, como el estrés, ansiedad, depresión, situaciones sociales, entre otros. Por ello es vital aprender y diferenciar sobre estos antojos para así reconocer este perjudicial hábito antes de que comience.

(Visited 93 times, 1 visits today)
Close