Written by 10:52 Sociedad

La familia Krawczyk y un pedido de justicia que se extiende

Eliana Krawczyk

Cinco años pasaron de la última vez que se vio al Ara San Juan, un submarino en mal estado que arrastró consigo a decenas de vidas y sueños. Hoy, las familias siguen esperando que la justicia encuentre culpables.

La tragedia involucró a todo un país, pero para algunos la pesadilla sigue. No termina y, si se espera por la decisión de la justicia, parece que no terminará en el corto tiempo. Es que a cinco años de la última vez que se vio zarpar al Ara San Juan, la causa sigue con su carátula de “averiguación de ilícito”. Nadie está preso, nadie se hizo cargo, la pelota fue de un lado a otro y los familiares, según contaron, podrían estar cerca de la resignación, pero afirman que seguirán luchando y esperando por la Justicia.

El ARA San Juan, un submarino clase TR-1700, de 66 metros de largo y 3,6 de ancho, perdió contacto con la Armada a las 7.19 del miércoles 15 de noviembre de 2017, ocho horas después de que el jefe de operaciones del submarino informara sobre un principio de incendio en el tanque de baterías número 3, provocado presuntamente por el ingreso de agua por el sistema de ventilación, y que terminó provocando su hundimiento.

El submarino ARA San Juan era hallado hace tres años, en la madrugada del 17 de noviembre de 2018, a la altura del Golfo de San Jorge, un año y 2 días después de su desaparición.

“Mi papá murió esperando justicia”, expresó Roberto Krawczyk, hermano de Eliana en LT17. “Fueron años de terror, desde que pasó lo que pasó mi papá y mi hermano cayeron en depresión, todos estamos muy afectados. Fue algo muy feo, no le deseo a nadie lo que vivimos nosotros”.

“Mi papá murió esperando justicia, mi hermano lo siguió”

Roberto Krawczyk, hermano de Eliana.

“Espero que ningún aspirante a la fuerza pase por lo mismo. Nosotros ahora estamos en Mar del Plata, en los actos conmemorativos, pero miramos y no podemos creer la ilusión que tienen estos familiares que están con los que ingresan. Espero que a nadie le pase lo que nos ocurrió”, se lamentó Krawczyk.

En Argentina hay muchísimos casos donde la Justicia no determinó nunca los culpables. Tenemos que ser sinceros con nosotros mismos. Nosotros somos simplemente familiares de las víctimas y nuestro gran aliado es Dios, por eso le rezamos siempre, para que él por lo menos nos dé la Justicia. Es un país que está emergiendo y hay muchísimas cosas que arreglar. Es muy complicado dar una opinión porque se me mezcla el sentimiento”, continuó.

“Antes me lamentaba por ser el hermano de Eliana, porque no la tenía más. Pero hoy digo otra cosa: hoy digo que orgullosamente soy hermano de Eliana María Krawczyk, una mujer muy capaz, muy valiente, que hizo cosas que poca gente se animaría hacer”, concluyó.

A cinco años de la tragedia del Ara San Juan.
(Visited 153 times, 1 visits today)
Close