Secciones

Written by 12:30 Sociedad

La terrible historia detrás del Día de los Inocentes

Su origen está ligado al cristianismo. Las personas realizan bromas con el fin de engañar a los “inocentes”. La treta culmina con la frase “que la inocencia te valga”.

Con bromas de todo tipo, el mundo celebra cada 28 de diciembre el Día de los Inocentes. Durante este día es frecuente engañar a las personas y hacerles notar la broma con la característica frase “que la inocencia te valga”. Sin embargo, el origen de la efemérides está relacionada al cristianismo y a la matanza de niños menores de edad.

El Día de los Santos Inocentes es la conmemoración de un hecho hagiográfico del cristianismo: el asesinato de niños menores de dos años nacidos en Belén (Judea). La misma, fue ordenada por el rey Herodes I el Grande con el fin de deshacerse de Jesús de Nazaret. Por este motivo, la Iglesia Católica estableció este día como una manera de recordar a los fallecidos.

Si bien los fieles católicos recuerdan el acontecimiento, el Evangelio de Mateo evidencia que la matanza debió haber sucedido después de la visita de los magos de Oriente al rey Herodes I el Grande (uno o dos días después del 6 de enero).

El día de luto para la Iglesia Católica se transformó en una jornada de bromas en la Edad Media.

Conmemoración religiosa

En las parroquias se realiza la lectura de la liturgia del día. Muchos sacerdotes utilizan el color morado para simbolizar la tristeza ante el dolor y llanto de los inocentes. El rezo y la fecha se encuentran presentes en el Sacramentario gregoriano, cuya recopilación se hizo a fines del siglo VIII.

¿Por qué se hacen bromas?

Con el fin de engañar a los “inocentes”, cada 28 de diciembre personas realizan bromas que dejan en evidencia la ingenuidad de aquel que recibe la humorada. La tradición surge cuando los sabios de Oriente engañaron a Herodes al no regresar para decirle dónde estaba el niño Jesús.

(Visited 191 times, 1 visits today)
Close