Secciones

Written by 15:22 Sociedad

Nueva Zelanda prohibirá fumar a las nuevas generaciones

La medida fue tomada a partir de la aprobación de la ley de Ambientes Libres de Humo. Se espera que el porcentaje de adultos fumadores se reduzca a un 5% para 2025.

Este martes, el Parlamento neozelandés aprobó una ley que prohíbe a cualquier persona nacida después de 2008 a comprar cigarrillos o productos de tabaco en el país. La ministra de Salud, Ayesha Verall, impulsó el proyecto que tiene como meta a la largo plazo, un futuro libre de humo.

Miles de personas vivirán vidas más largas y saludables. El sistema de salud se ahorrará 5.000 millones de dólares neozelandeses al no tener que tratar las enfermedades causadas por el tabaquismo“, afirmó Verrall.

A medida que aumente la edad mínima para comprar cigarrillos, la cantidad de personas que podrá hacerlo se reducirá cada año. De esta manera, se prevé que para 2050, por ejemplo, las personas de 40 años sean demasiado jóvenes para comprar cigarrillos.

La ministra explicó que la nicotina se reducirá a niveles no adictivos. Así, las comunidades estarán libres de la proliferación de minoristas que apuntan a la venta de productos de tabaco en áreas específicas.

La tasa general de tabaquismo es actualmente del 19,9 %, por debajo del 22,3 % del año pasado.

Estadísticas históricas

La tasa de tabaquismo en el país oceánico se encuentra en mínimos históricos, donde solo el 8% de los adultos fuma diariamente. Según estadísticas publicadas en noviembre por el gobierno neozelandés, hubo una reducción del 9,4% con respecto al año pasado.

Se espera que la nueva legislación, llamada Proyecto de Ley de Ambientes Libres de Humo, reduzca el porcentaje de adultos fumadores a menos del 5% para 2025. El objetivo a largo plazo es eliminar la práctica por completo.

También, el proyecto de ley incluye que la cantidad de comercios que pueden vender productos de tabaco se reduzca de 6.000 -la cifra actual- a 600 en todo el país.

Críticos del proyecto advirtieron que las nuevas medidas podrían impulsar un mercado negro de productos de tabaco, que no sería favorable para el país. “Nadie quiere ver a la gente fumar, pero la realidad es que algunos lo harán y la prohibición va a causar problemas”, señaló la líder adjunta de ACT, Brooke van Velden.

(Visited 57 times, 1 visits today)
Close