Written by 13:22 Sociedad

Secta del Horror | “Los líderes ordenaban a la mujeres con quién tener sexo”

En un programa televisivo, un tenso intercambio se dió entre Pablo Salum (quien denunció ser víctima) y Federico Bossi. Salum aseguró que conoce desde muy chico al abogado defensor de las 19 personas detenidas en los allanamientos por la “Secta del Horror” el fin de semana, al mismo tiempo que lo acusó de formar parte de la organización. El letrado negó todas las acusaciones y aseguró que “no existió el delito de trata de personas”.

El sábado se dió a conocer una impactante noticia, luego de diecinueve allanamientos y cincuenta detenidos en la Ciudad de Buenos Aires, cuando miembros del Departamento Trata de Personas de la Policía Federal desbarataron una banda acusada de dedicarse a la captación de personas para someterlas a la explotación sexual y laboral, bajo la fachada de una escuela de yoga que funcionaba como secta.  

La causa pudo llevarse adelante gracias al testimonio del principal denunciante, Pablo Salum, quien relató que fue el primer niño captado por la secta cuando tenía 8 años. El denunciante mencionó que “la primera reunión que fuimos éramos 4 personas, yo fui el primero niño en ser captado. Luego fue creciendo rápidamente y éramos más de mil personas”.

El cruce televisivo

Durante un momento de la entrevista, el denunciante Pablo Salum intervino, asegurando conocer al abogado Bossi desde chico, y lo acusó de mentir. “Conozco a ese señor desde muy chico, mi mamá era instructora”, agregando: “Nosotros jugábamos en un cuarto oscuro en la casa de él con una linterna y no me va a poder mentir en la cara”.

“Vi todo lo que pasaba ahí, me han querido seducir, me han secuestrado, y me han dicho con quién tenía que tener relaciones. Bossi yo viví lo que estoy diciendo, no me mientas en la cara”, dijo furioso Pablo.

A su vez, aseguró la existencia de tráfico de influencias y que desde la Corte Suprema presionaron para “archivar” la causa: “Mintieron y no dejaron prosperar la denuncia diciendo que era una organización filosófica y que la persiguen porque el líder era judío”.

Percowicz y los líderes le ordenaban a las mujeres, inclusive a mi hermana y mamá, con quien tenían que tener relaciones sexuales. Hacían fiestas sexuales en el Sheraton, y a mi hermana la abusaron siendo menor de edad”, continuó diciendo.

El abogado Bossi solo atinó a contestar que si “él hace una denuncia, yo hago mi parte de defensa”. Pero Pablo, continuó: “Estás mintiendo, yo iba a tu casa”.

En un momento, el abogado terminó reconociendo que tenía un vínculo lejano tanto con el hermano como con la madre del denunciante, pero de igual forma dijo desconocer su paradero. “Conozco a la mamá, Graciela se llamaba, era instructora y estuvo imputada en la causa en los años 90”, expresó al tiempo que fue interrumpido por Salum: “Decime dónde está mi mamá, es una vergüenza que este tipo le mienta a la nación”.

Salum dijo que su madre tenía un problema de salud y que por eso Percowicz aprovechó para captarla en la secta: “Juan le dijo que la iba a curar y mí mamá capturó después a sus tres hijos y nos arruinaron la familia […] a través de la manipulación psicológica los captan y los reducen a la esclavitud”.

Cabe destacar que en el edificio donde se realizaron los allanamientos y se detuvo a las 19 personas dijo que “se construyó en la década del 90 con el dinero de las víctimas”. Luego “crearon un banco en donde le sacaron las propiedades”. Señaló que los departamentos pueden estar a nombre de distintas personas, pero que el edificio “es de Juan Percowicz”.

(Visited 33 times, 1 visits today)
Close