Secciones

Written by 20:04 Turismo

Una propuesta que ofrece dormir en la selva y despertar con las aves

El emprendimiento familiar Surucuá, reserva y ecolodge brinda una experiencia única. Son 63 hectáreas de selva nativa en Andresito. Servicio personalizado y contacto con la naturaleza son sus fuertes. Se destaca la práctica de birdwatching o avistaje de aves.

Por Fabian Bautista

Llega la época de elegir el destino donde pasar las vacaciones de verano. No es necesario recorrer cientos de kilómetros, porque la provincia cuenta con muchísimas opciones para desconectarse de la rutina, sin salir de la tierra roja. Surucuá, reserva y ecolodge, es un emprendimiento familiar del matrimonio de Adrián Heredia y Laura Alcaraz, que inició a fines de 2012 en Comandante Andresito. Cuenta con una superficie de 63 hectáreas de selva nativa. Ofrece una combinación perfecta entre contacto con la naturaleza y confort, para vivir una experiencia inolvidable.

El huésped encontrará allí alojamiento, gastronomía y actividades de ecoturismo y aventura, es un lugar ideal para la práctica de birdwatching (observación de aves). Cuenta con una amplia red de senderos por diversos ambientes, donde se han registrado más de 250 especies de aves y muchas variedades de mamíferos, mariposas e insectos. 

Atención personalizada

Además del avistaje, en la reserva se pueden realizar caminatas y recorridos en bici o kayaks. Otro atractivo son las excursiones al Parque provincial Urugua-í. Alcaraz aseguró a Canal 12 que una marca distintiva de Surucuá es la atención personalizada y exclusiva que brindan a los visitantes en cada uno de los servicios que ofrecen. 

Sobre la elección del nombre Surucuá, contó que se debe a la impresión que les causó el ave en la etapa de construcción de los ecolodges. “Sus colores y su docilidad hacía que constantemente la viéramos, era como si nos invitara a bautizar el emprendimiento así”, manifestó.

Descansar en la selva

Bajo el slogan “dormir en la selva, despertar con las aves”, el huésped encontrará cuatro habitaciones independientes en madera de estilo rústico. Cada una posee baño privado, agua fría/caliente, aire acondicionado frío/calor, sommier, decks individuales con vista al monte, servicio de mucama, ropa blanca y amenities.

Los dueños indicaron que ofrecen un menú original basado en comidas regionales. Se trata de platos caseros, elaborados en el momento, con ingredientes frescos de la zona y de los productores locales. El predio cuenta con un área de uso común, con bar, living, biblioteca, juegos de mesa y amplios decks externos. Además hay una piscina para refrescarse los días de verano.

Reserva Surucuá

La reserva privada Surucuá se caracteriza por su alto grado de conservación y su gran biodiversidad. Se destacan extensos palmitales, majestuosos palo rosas y el río Iguazú que la enmarca.

Sus dueños ofrecen una experiencia más íntima con la naturaleza, conocer la selva y sus secretos, a través de un servicio personalizado y de excelencia. Para lograrlo, el emprendimiento se ubica en un lugar estratégico, rodeado de áreas naturales protegidas, como el Parque Nacional Iguazú en Argentina y el Parque Nacional do  Iguaçu en Brasil”.

Está localizado en una península sobre el río Iguazú a 25 kilómetros del pueblo de Comandante Andresito, al noreste de la provincia y a unos 70 kilómetros de las Cataratas del Iguazú. Es posible conocer más través de la página web www.surucua.com.

(Visited 701 times, 1 visits today)
Close