in

Crucero cayó ante Central Norte y no pudo alcanzar la cima de la zona B del Federal A

Crucero del Norte cayó de local este miércoles ante Central Norte de Salta por 2 a 0 goles de Berrondo y Ramírez para la visita, en un encuentro válido por la 8va fecha del torneo Federal A de fútbol, jugado en el estadio Andrés Guacurarí. El árbitro del encuentro fue Cesar Ceballo.

Lejos estuvo el colectivero de sumar en la siesta de Santa Inés, porque esa siesta se puede resumir al cómo y porqué perdió Crucero ante Central. No se puede culpar a un error o un planteamiento mal ejecutado o las responsabilidades de los jugadores dentro del campo, porque simplemente el equipo de Ezequiel Medran fue impecable tácticamente.

Sabia a lo que venia a Misiones sin brillar sin hacer grandes cosas, pero con su equipo bien plantado en el campo, el cuervo salteño no corrió mucho, corrió bien la cancha. Sabiendo que en el Andrés Guacurarí pegar mano por mano no se puede, el visitante fue inteligente. Los cuatro del fondo casi no se movieron de su lugar, dos hombres para la marca y recuperación y el resto a jugar y eso que Gonzalo Ríos se fue lesionado y sus corridas esta vez no pudo ser.

Central le ganó bien a Crucero, Central le ganó tácticamente, futbolísticamente y hasta anímicamente al colectivero este miércoles. Porque el equipo de Miguel Salinas nunca tuvo reacción a cada golpe que le ofrecía el rival, algunas insinuaciones al principio, Ernesto Álvarez que intentaba generar algo, pero los intérpretes los que debía jugar en Crucero esta vez faltaron a la cita. Maximiliano Perussato muy importante por su velocidad, Cerdán por su dinámica y Arévalo por su juego, no fueron los mismos de otras tardes y a Nahuel Bentos le costó muchísimo tomar el balón para hacer jugar al equipo.

Todo se sintetiza en un mal partido, en las cosas que se deben corregir y no debe volver a pasar, de la fortaleza mental y física que viene demostrando este equipo que sin dudas puede dar mucho más. Acá no hay tiempo para lamentos, solo trabajo y reconocer y corregir errores para avanzar y ser un equipo duro, que sabe leer los partidos que debe saber quien está parado enfrente y que todos los rivales no son iguales.

El domingo en Formosa ante San Martín habrá otra final, el colectivero debe rápidamente tomar cartas en el asunto, el torneo es difícil ,puede perder si, pero debe tomar todos los recaudos necesarios tener motivado a todo el plantel porque es un torneo largo, el desgaste va a llegar y ahí deben empujar desde atrás los jugadores que hoy no están teniendo minutos en cancha.

Prensa Crucero.

#NuestroAgro: historias y tradiciones en la producción yerbatera

#AhoraEnMisiones: el Mercado Concentrador colabora con el censo digital