in

El Campeonato Misionero de Automovilismo en Pista volvió a Oberá con un gran espectáculo

Gran espectáculo brindó este domingo el Campeonato Misionero de Automovilismo en Pista, que fiscaliza la FeMAD, en el autódromo de la Ciudad de Oberá con más de 70 pilotos. Los ganadores fueron: Kevin Johnson en Clase 1, Matías Garavano en Clase 3, Diego Bonda en Copa Fiat 1.4 y en el TC4000 Misionero Santiago Viana.

Fue un espléndido fin de semana para el Misionero de Pista con protocolo sanitario, es decir sin público respetando las normas establecidas. Se cerró con un domingo soleado y con bajas temperaturas dando cuenta de un brillo de las diferentes categorías con gran parque de pilotos.

La jornada arrancó con las series clasificatorias como indica el cronograma. En las series, la Copa Fiat fue para Diego Bonda y Alejandro Loprete, en el TP Clase 3, Matías Garavano, en el TP Clase 1, Kevin Johnson y en una luchada segunda serie, Julio Abente pudo conseguir festejar en su regreso a las pistas. En el TC4000 Misionero, Julio César Benitez (Chevrolet).

Las grandes finales

En la Copa Fiat 1.4, Alejandro Loprete picó en punta pero no fue fácil porque el puntero del campeonato, Diego Bonda lo seguía y buscaba en todos los sectores del circuito obereño. Detrás, Dalarda y Correa luchaban por el podio. Antes de cumplir la quinta vuelta, Diego Bonda pudo superar al “Tano” Loprete en la contra recta que venía padeciendo una pequeña perdida de rendimiento en su fitito.

El espectáculo de los fititos traería alternativas porque en la vuelta 9, Alejandro Loprete volvió a recuperar la primera posición en la zona del tacuaral.

En el final el duelo Gastón Dalarda pudo conseguir el tercer puesto en ese duelo cerradísimo con Martín Correa.

En la técnica final cambió la primera posición porque Alejandro Loprete no pasó la misma. La victoriato quedó en manos del puntero del campeonato, Diego Bonda segundo Gastón Dalarda y tercero Martín Correa.

En el Turismo Pista Clase 3, largó en punta el piloto de Matías Garavano (Clío) tratando de escapar en los primeros metros de Juan Pablo Mattive. En ese primer momento de competencia, Juampy Mattive se retrasaba en el clasificador (inconveniente mecánico) y Valentino Mattive lo pudo superar.

El joven piloto de la familia Mattive, “el Valen” también padeció problemas mecánicos en la vuelta 4. Mala suerte sin dudas para los hermanos obereños que dejó el segundo lugar a Juan Pablo Urrutia. Luego de la mitad de competencia tras el abandono de Mattive apareció el auto de seguridad y todo quedó más ajustado más teniendo en cuenta la paridad de la categoría.

En el reinicio de la competencia, Juan Pablo Urrutia fue a buscar a Garavano un duelo de Clío-Gol. En el final de la carrera en el cual Garavano se defendía. El final para el infarto porque el piloto de Puerto Iguazú pudo aguantar llevándose en distintos sectores del trazado pero pudo conseguir su segunda victoria en la temporada 2021.

El triunfo de Matías Garavano, segundo Juan Pablo Urrutia y tercero, Iñaki Beitia.

Matias Garavano “El auto demostró buen ritmo, pero al final la presión de aceite nos complicó pero gané mi segunda victoria en una categoría que a la gente le gusta y nosotros damos todos en la pista. Vamos a festejar con mi familia, agradecer a mis sponsors que se pusieron las pilas”

Uno de los platos fuertes, ¡la Clase 1 con más de 30 autos!

En el Turismo Pista Clase 1 con un Kevin Johnson que se pudo escapar en el primer tramo de la competencia. La lucha quedó centrada por el segundo lugar con Julio Abente y Jorge Litwiñiuk dos experimentados de la categoría.

No daba tregua en cada una de las posiciones con más de 30 autos, sí, como hace más de diez años que no sucedida el espectáculo distintivo.

Con dos vueltas cumplidas ingresó el auto de seguridad (despiste de Galeano), todo se vuelve ajustar y más que nunca.

Comenzaba una nueva carrera de alguna manera, la diferencia de Johnson no sería la misma aunque sus perseguidores le dieron un respiro. El mismo Julio Abente que no fue a buscarlo en ese primero momento del reinicio.

Por el tercer puesto, el “Polaquito” Litwiñiuk se defendía del joven Ezequiel Mieres entre los primeros lugares. Quinto se mantenía entre los primeros cinco pensando en el campeonato.

Luego nuevo auto de seguridad, Kevin se escapó pero Jorge Litwiñiuk se acercó a Abente y la pelea por el segundo lugar. Pero el Polaquito perdió rendimiento y Mieres se quedó con ese tercer lugar.

La competencia finalizó con un Kevin Johnson obteniendo su primera victoria en el Misionero de Pista y en la Clase 1. Segundo, Julio Abente y tercero, Ezequiel Mieres.

En el TC4000 Misionero, Santiago Viana escaló posiciones aprovechando una enredada largada en la primera curva. El de Puerto Iguazú dominó desde el inicio de primeras vueltas pero lo siguió muy de cerca por Javier Kupski con el Fairlane y tercero marchaba Alfredo Wiebel en una convulsionada carrera porque “Bananita” Benitez perdió terreno luego de largar en punta y rozarse con algunos autos.

El primero y segundo se escaparon, Viana hacia su carrera, mientras que Javier Kupski se mantenía segundo y comenzó a pensar en los puntos del campeonato que le servía sin dudas. Tercero después de que se retrase Alfredo Wiebel, se ubicaba el experimentado Roberto Bose. Lamentablemente, Bose que estaba dando la nota consiguiendo el podio sufrió un toque de Cristian Grygorszyn que lo dejó sin tercer puesto y el cual heredó Jorge Baez.

El podio final con la victoria de Santiago Viana (Ford Falcon) seguido de Javier Kupski (Ford Fairlane) y tercero, el histórico, Jorge Báez (Chevrolet).

Santiago Viana: “una carrera siempre difícil pero la verdad seguimos lo que era el objetivo, ganar y sumar fuerte por el campeonato. Agradecer al equipo, a mi mamá y mi familia que seguro estará festejando”.

Kevin Johnson Clase 1: “increíble, no tiene precio esto porque cuesta mucho ganar una carrera con todo lo que implica, al equipo se lo dedico y yo redondeé la carrera en una categoría que es muy difícil”.

Fuente: Prensa FeMAD

Conductores alcoholizados y más de 110 infractores en operativos de seguridad vial en la Provincia

El fútbol argentino llegó a Tokio con la esperanza de volver a saborear la gloria olímpica