in

El inédito video de Lionel Messi a los 9 años: ganó un torneo, pero eligió ir a consolar a un rival

Se trata del momento de la consagración de la categoría 87 de Newell’s en la Copa Amistad, disputada en Perú. Allí, en medio de los festejos, el argentino tuvo una gran actitud.

Sucedió en 1997: la categoría 87 de Newell’s disputó la Copa Amistad en Perú y arrasó, con un Lionel Messi deslumbrante, luciendo el dorsal N° 10. La cuenta de Twitter @Messismo10 evocó aquella participación, que representó la primera gira del astro fuera de la Argentina. Y lo hizo con un fragmento de un video que rápidamente se transformó en viral.

¿Por la gambeta endiablada de la Pulga? ¿Por su capacidad para inventar goles? No, por un gesto que habla de su don de gente. “Termina la final de la Copa Amistad. Un nene del equipo rival se desploma de la tristeza. El 10, que había hecho tres goles, se da cuenta y lo va a consolar. Era Messi con 9 años”, reza el texto que acompaña las elocuentes imágenes.

El racimo de promesas del conjunto rosarino celebra, mientras un pequeño adversario se deja caer del dolor por el tropiezo deportivo y otro compañero lo asiste. Enseguida, parece ser el entrenador quien anoticia a los argentinos de lo que sucede cerca del festejo. El grupito rompe filas con Messi a la cabeza. La Pulga se arrodilla y le habla al niño. Sus socios dentro del campo de juego lo siguen. El Fair Play en su máxima expresión.

Aquel certamen resultó una muestra de lo que Leo podía ofrecerle al mundo del fútbol. El delantero, hoy de 34 años, fue el máximo anotador del torneo: gritó siete veces en semifinales frente a la categoría 89 de Cantolao, y tres en la definición ante la clase 87 del mismo conjunto. Fue en ese duelo en el que tuvo la actitud hoy celebrada en Twitter, al punto que el video recogió más de 2000 RT y 19.500 “Me gusta”.

Además, la competencia, respaldándose en el nombre (“Copa Amistad”), proponía que los chicos que provenían de otros países se alojaran con las familias locales. Fue así que Messi se quedó con los Méndez, que quedaron con un gran recuerdo de su visita, al punto que en 2012, en un viaje de la selección argentina a Perú, sus integrantes se acercaron al aeropuerto con un cartel alusivo.

Pero la excursión tuvo su momento complicado. Es que el pollo que le sirvieron a modo de bienvenida le cayó mal al hoy atacante del PSG. William, el padre de Kevin, el joven que jugó contra Messi sobre el césped, narró el episodio: “Lo iban a llevar al hospital porque se desmayó, pero cuando escuchó eso pidió una bebida y salió a la cancha para enfrentar a mi equipo, “Antes de irse fue muy amable y nos dejó su camiseta”, recordó entonces.

“Él era como Oliver Atom de los ‘Supercampeones’, porque siempre decía que la pelota era su amigo”, rememoró el ex adversario del argentino. Pero también tenía sentido del compañerismo, lo que probó en aquel gesto ante el derrotado, que se hizo viral 25 años después.

22 localidades misioneras rubricaron convenios con la Agencia Nacional de Discapacidad

Finalizaron las tareas de asfaltado en la avenida Ituzaingó de Posadas