in

Angela Merkel desea que su despedida con honores militares sea de “lluvia de rosas rojas”

Angela Merkel se va de la cancillería, después de 16 años. Aunque aún sigue en el cargo como comisaria, este 2 de diciembre será despedida con honores militares. Ella ya habría elegido la música que la banda debe tocar.

Le llegó el turno a la aún canciller, Angela Merkel. En Alemania, las máximas autoridades son despedidas con una tradicional ceremonia llamada “Zapfenstreich”. Un desfile militar con el que se homenajea, por lo general, a cancilleres, presidentes o ministros de Defensa en Alemania.

El término “Zapfenstreich” se remonta al siglo XVI. En aquella época, era habitual que en los campamentos militares vivieran no solo los soldados y sus familias, sino también los comerciantes que vendían todo tipo de mercancías a la infantería, incluidas las bebidas como la cerveza y el vino.

En las noches, un cañonazo, una trompeta o un cuerno le ponía fin al ambiente de plaza de mercado y todas las actividades en los campamentos militares. Inmediatamente los grifos de los barriles de los que salían la cerveza y el vino tenían que ser cerrados. La señal se respaldaba con un golpe de sable (“Streich”) en el grifo del barril; o se marcaba con una línea de tiza para asegurarse de que de ese barril ya no se podía vender más cerveza.

“Großer Zapfenstreich”, honores militares a personalidades en Alemania

La ceremonia militar tendrá lugar este jueves en el Ministerio de Defensa. Angela Merkel será homenajeada tras el que probablemente sea su último discurso de gobierno en el Bundestag. Debido a la pandemia, solo pueden asistir personas vacunadas y recuperadas que también deben presentar una prueba de coronavirus actual y negativa. El presidente federal, Frank-Walter Steinmeier, será el invitado de honor. Están invitados también los 52 ministros federales de su época de gobierno y otros acompañantes. No se celebrará la habitual recepción en el casino del Bendlerblock.

Tres deseos, tres piezas musicales

Angela Merkel ya habría elegido tres piezas que la banda del Ejército tocará en la ceremonia: una de Hildegarf Knef y una Nina Hagen, así como un cántico religioso, revela Der Spiegel. Los músicos van a tocar el clásico de Knef “Für mich soll’s rote Rosen regnen”, en castellano: “Para mí debieran llover rosas rojas”. Además, un éxito de la extinta RDA “Du hast den Farbfilm vergessen” (Olvidaste el rollo a color), así como “Großer Gott, wir loben dich Herr, wir preisen deine Stärke”, (Gran Dios, te alabamos y apreciamos tu fuerza), una canción compuesta por Jochen Rieger.

La cantante y actriz Hildegarf Knef fue una acérrima crítica de los nacionalsocialistas, pero también de la sociedad de la postguerra que aún no se liberaba de la adoctrinación bajo la dictadura. Nina Hagen, por su parte, es una artista que ya bajo la dictadura de la RDA demostró valentía a la hora de criticar y enfrentar al régimen.

Según el calendario actual de la probable futura coalición gubernamental de socialdemócratas (SPD), Verdes y liberales (FDP), Olaf Scholz será elegido canciller en el Bundestag en la semana que comienza el 6 de diciembre.

DW/ JOV/ER

“Resident Evil: bienvenidos a Raccoon City” llega al Imax del Conocimiento

Rusia y China, camino de sellar una alianza militar