in

El intendente Hassan acelera las obras de agua para Oberá

El joven flamante intendente realizó un primer balance tras sus primeros 45 días al frente del Ejecutivo municipal. La prioridad está puesta en las obras de agua para la ciudad. El cinturón Troncal Norte avanza y esperan disponer de más agua para los barrios

Aunque nacido en Posadas, vive desde los tres años en Oberá. Es abogado, tiene 29 años y se define como un apasionado de su ciudad. Está en pareja hace diez años y para los próximos días de febrero espera convertirse en padre.

Pablo Hassan se recibió de abogado en la Universidad Nacional del Litoral (UNL) de Santa Fe tiene 29 años y antes de llegar al Ejecutivo municipal estaba en el Concejo Deliberante.
Creció en el barrio Villa Christen y sigue viéndose con sus amigos de siempre. Ama jugar el futbol 5.

En 2016 ingresó en la gestión pública como parte de la Dirección Asuntos Jurídicos del municipio. En 2019 fue como candidato a edil y resultó electo para ser parte del Concejo Deliberante. Con la partida del intendente Carlos Fernández al Congreso Nacional, Hassan tomó las riendas de la ciudad. Con un verano seco y bravo a cuestas, viene gestionando la segunda ciudad de la provincia desde hace un mes y medio. La impronta que intenta dar a su gestión apunta a priorizar las obras de infraestructura como el agua y cloacas sin olvidar las viales, así como poder llegar a los muchos barrios de la ciudad con actividades culturales y deportivas y optimizar el servicio de recolección de residuos.

Así, viene haciendo un seguimiento puntual a la cuestión del servicio de agua y cloaca.
Para ello impulsa un sistema de “doble vía”: por un lado las obras macro (grandes realizaciones que apuntan a generar condiciones e infraestructura para 30 años adelante) y por otro, la solución inmediata, que precisan los vecinos en estos momentos.

“Sí, el proyecto de ampliación de planta potabilizadora de agua (hubo una reunión con gente del Ente Provincial de Regulación de Agua y Cloacas (Eprac) y de la Cooperativa Eléctrica (Celo) que es la que tiene a cargo la prestación del servicio de agua potable. Esperan volver a juntarse la próxima semana para más definiciones)”, explicó al hablar de la Troncal Norte y redes de agua.

“Fue uno de los temas de esta semana. Con el Eprac y la Celo recorrimos la obra Troncal Norte. Y vemos los arreglos que hay que hacer en la toma del arroyo Bonito”, acotó Hassan.
El panorama actual para muchas familias es poco halagüeño: “Es una obra de gran envergadura. El Troncal Norte llevará a los barrios que hoy reciben agua con servidumbre (sistema de mangueras) y con el reparto de camiones cisterna. Así que cuando esto esté listo habrá eficiencia y eficacia para llevar el agua potable”.

Un dato no menor. Se conseguirá una capacidad de 25 por ciento de reserva, algo impensado en la actualidad. ¿Cómo lo piensan lograr?

“Sencillo: Habrá una cisterna de casi 1 millón de litros Se encuentra en adyacencias al complejo Termas están las cisternas. El agua potabilizada llega hasta estas cisternas y desde allí se distribuye por gravedad”, explicó.

Es una excelente idea. En épocas de necesidad de optimizar el consumo de energía en todas sus formas, el usar la gravedad para el reparto de agua potable aparece como una de las mejores iniciativas. “Es una de las zonas más altas de la ciudad y así lleva agua por gravedad”, precisó.

El concepto es sencillo: una vez que se tiene el agua potabilizada se manda “desde arriba hacia abajo” por las cañerías y acueductos y se aprovecha la caída natural o pendiente. Así, con este recurso más las reducciones necesarias se logra llegar a muchos lugares.

En este sentido, Hassan recalcó en forma enfática. “La gestión de troncal de agua la inició Carlos Fernández se consiguió financiamiento para llevar adelante esta obra.
Se trata de una decisión que apunta a “la proyección a futuro que hacen al crecimiento sostenido y sustentable de la ciudad de Oberá”, añadió.

“El lunes cuando recorrimos con gente de la Celo y el Eprac, fijamos una fecha para unificar los criterios para ampliar la planta purificadora”, insistió.

Así esta política macro de grandes obras para crecimiento sostenido y sustentable de la ciudad no se detiene. El Troncal Norte con su ampliación de planta potabilizadora favorecerá a unas 10 mil familias que se verían beneficiadas con esas obras.

“Puedo enumerar algunas zonas que se verán beneficiadas -dijo Hassan- tales como barrio Kleiven San José San Miguel 100 hectáreas, Londin, zona Rotonda ruta 6, Schuster y termina en Copisa barrio Urquiza”.

Y recordó cómo se fue formando el sistema de distribución del vital líquido en la localidad. “La red de agua tuvo dos troncales por el medio de la ciudad. Y de ahí se abre las dos líneas. Pero todos los barrios más alejados quedaron sin acceso a la red”.

Ahora vuelven las expectativas con el Troncal Norte. Y, posteriormente con el Troncal Sur.
Oberá utiliza como materia prima el agua cruda proveniente de los arroyos Ramón y Bonito

Argentina derrotó 2-1 a Chile, que sufre para llegar a Qatar

Alberto Fernández brindará un mensaje sobre las negociaciones con el FMI