in

La Cámara de Diputados sancionó la ley de Etiquetado Frontal de Alimentos

La norma busca promover la alimentación saludable, mediante un etiquetado informativo y visible.

La Cámara de Diputados de la Nación sancionó esta noche el proyecto de ley de Promoción de la Alimentación Saludable que apunta a marcar con un sello de advertencia los productos que contengan exceso en azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas totales y/o calorías. El resultado de la votación fue de 200 votos afirmativos, 22 negativos y 16 abstenciones.

Según la norma, el sello informativo se ubicará en la parte delantera de los empaques de alimentos y bebidas. Deberá tener forma octogonal de color negro, con borde y letras de color blanco en mayúsculas y su tamaño no podrá ser inferior al 5% de la superficie de la cara principal del envase.

Como miembro informante, la diputada Cecilia Moreau (Frente de Todos) destacó la tarea conjunta con organizaciones, especialistas y cámaras empresariales e industriales para el avance de la normativa. “Hay un reclamo genuino de los argentinos y argentinas en un tema que nos afecta”, aseguró.

“Con esta ley, se busca la prevención de la salud y la garantía de los derechos de todos los argentinos. El octágono negro es la forma más eficaz de que los consumidores detecten nutrientes críticos en los productos alimenticios”, dijo. Moreau mencionó también que “el 66% de la población argentina tiene exceso de peso, el 32% tiene obesidad, el 40% padece presión arterial elevada, el 30% tiene colesterol elevado y el 41% de los niños y adolescentes tiene exceso de peso”.

En la misma línea, la diputada Brenda Austin (UCR) agradeció a “las organizaciones de la sociedad civil, que a lo largo de estos meses ayudaron a respaldar con evidencia, información y acciones, tratando de derribaron mitos”. Según Austin, la norma es necesaria para “hacer frente a la epidemia del sobrepeso”.

Por otro lado, la diputada Carmen Polledo (PRO) sostuvo que “debemos pensar en un sistema de etiquetado integral y completo”, motivo por el cual presentó un dictamen de minoría “que cumpla con el propósito de modificar los hábitos alimenticios”.

Por su parte, el diputado Pablo Yedlin (Frente de Todos) adelantó que acompañará el proyecto, aunque defendió el azúcar. “El azúcar es natural, no es un veneno. Los productores de edulcorantes deberían dar explicaciones”, cuestionó el diputado.

Yedlin también realizó algunas críticas a la medida y apuntó contra la “falacia del pensamiento ilusorio”. Sostuvo, además, que aún no se demostró un impacto en la disminución del sobrepeso y obesidad en México y Chile, países donde ya rige la ley de etiquetado frontal.

A la hora de los cierres de bloques, la diputada Graciela Camaño (Consenso Federal) defendió la normativa y la definió como “un modo para asegurar el legítimo acceso a una información clara, precisa y comprensible que permita promover el consumo saludable”. No obstante, realizó observaciones al articulado del proyecto y pidió modificaciones.

El diputado Alejandro Cacace (UCR) coincidió que “están todos los elementos para que avancemos en esta legislación”. “Tenemos la convicción de que necesitamos un etiquetado frontal y claro”, cerró.

Por último, la diputada Florencia Lampreabe (Frente de Todos) dijo que la norma “trata de poner un freno a las mentiras de la gran industria alimentaria”. “Se trata de que la alimentación sea verdadera, de calidad y nutritiva para proveer condiciones de salud y calidad de vida a todos y a todas”, señaló Lampreabe.

Miércoles caluroso en toda la provincia

El IFAI entregó insumos a un joven productor de Garupá