in

Intensifican controles vectoriales para prevenir leishmaniasis

Desde el Instituto de Vigilancia y Control de Vectores, dependiente de la Secretaría de Salud y Desarrollo Humano de la Municipalidad de Posadas, realizan la evaluación de la presencia del insecto que transmite la leishmaniasis visceral (LV) en la capital misionera.

La misma tiene como objetivo, por un lado, la identificación de zonas donde se encuentra el flebótomo con el fin de generar un plan de intervención para la disminución del riesgo epidemiológico; y por otro, definir el protocolo de vigilancia entomológico en estos escenarios. 

El trabajo consiste en colocar trampas de luz durante dos noches en el barrio como en los patios de las viviendas, las cuales se distribuyen en diferentes sitios mediante un diseño de evaluación. Por medio de ellas, capturan los insectos y las muestras obtenidas trasladaron al laboratorio para su identificación. Estas trampas son inofensivas tanto para las personas como para los animales.

Para reforzar estas tareas, incorporaron profesionales que se dedican a la investigación de dicha problemática y que cuentan con experiencia en las intervenciones de vigilancia vectorial enfocado a la comunidad.

¿Qué es la leishmaniasis?

Es una enfermedad parasitaria, que afecta a las personas y a los perros, siendo transmitida por un insecto muy pequeño de 2 mm denominado flebótomo o conocido también como jején, karachai, plumilla etc.
 
Por ello, resaltaron que es importante mantener el orden ambiental, ya que los flebótomos se crían en tierra (a diferencia del mosquito Aedes aegypti, que lo hace en el agua). Por lo tanto, es fundamental mantener el pasto corto, juntar las hojas y los frutos que caen de los árboles con el fin de que no se genere materia orgánica.  Asimismo, en caso de tener gallineros y chiqueros, se recomienda limpiarlos cada quince días y si se posee muchos animales resguardarlos durante la noche para dormir, horario en el cual se alimenta el vector.  
 
Por otro lado, el Instituto de Vigilancia y Control de Vectores continúa trabajando junto al Instituto Municipal de Sanidad Animal (IMuSA), con la finalidad de fortalecer las medidas de control, pudiendo identificar los sitios donde se encuentran perros enfermos de leishmaniasis y evaluar su correlación con la presencia de flebótomos en la zona.

Para tener en cuenta

Las personas enferman de leishmaniasis visceral luego de que fuera punzado por un flebótomo hembra que previamente picó a un perro infectado. 
 
Sin embargo, en los perros, si bien se pueden contagiar por un flebótomo que se alimentó previamente de otro perro enfermo, también pueden enfermarse por transmisión placentaria (la madre está enferma y los cachorros nacen enfermos) o por transmisión sexual. 
 
Por lo tanto, la tenencia responsable ayuda a disminuir el riesgo de transmisión. La castración tanto de machos y hembras, es un método efectivo para evitar la propagación de esta enfermedad, además de otros beneficios. 
 
Desde el municipio posadeño destacaron los programas de prevención de estas y otras enfermedades, que son la columna vertebral de la política sanitaria; como también resaltaron la participación de la comunidad en buenas prácticas que eviten la propagación y expansión de los insectos vectores.

Estudiantes del SiPTeD recibirán una beca para continuar sus estudios en la Universidad Católica de Santa Fe

Concluyeron un operativo integral de limpieza en la Chacra 146 de Posadas