Secciones

Written by 18:08 Deportes, Sin categoría

Qatar, el día más esperado

La Selección Argentina jugará este domingo la gran final del Mundial Qatar 2022. Llegó el último día de competencia y el mérito ya es mayúsculo, aunque podría ser todavía más inolvidable.

Por Emiliano Andreoli (*)

Fueron 26 días de experiencia irrepetible. De jornadas largas y de más de 24 horas. Nuestros días comenzaron en la madrugada argentina y terminaron en la misma situación. Las seis horas de diferencia quedarán seguramente en un recuerdo más adelante, pero todavía es parte de nuestro día a día. Es que seguimos, porque la Selección Argentina sigue. Y qué buena noticia es esa.

El último día de competencia llegó. El último día de nuestra cobertura en Qatar también. Por suerte volveremos a nuestras tierras habiendo acompañado a Argentina en cada paso mundialista. Fueron seis hasta ahora, de ensueño, de recuerdos ricos en emoción, de alguna lágrima derramada y de algunos nervios que nos dejaron sin uñas y con los pelos de punta.

Diego Vain y Emiliano Andreoli, enviados.

Pero estuvimos siempre, porque ese fue el compromiso realizado con Multimedios, con LT17 y Canal 12, el medio que eligió cubrir el Mundial y nos dio esta bendecida oportunidad.

El paso a paso

Caras largas, miradas cruzadas en las tribunas de Lusail e incertidumbre. La Scaloneta cayó ante Arabia Saudita, ¿quién diría? Messi convirtió su penal pero el equipo sintió las tres posiciones adelantas que cobraron desde el VAR, los tres goles anulados y, en el segundo tiempo, todo se derrumbó. Argentina cayó porque Arabia Saudita hizo bien las cosas en el complemento, atacó dos veces y convirtió la misa cantidad de goles.
“Que se queden tranquilos los hinchas argentinos, este equipo no los va a dejar tirado”, lanzó un golpeado Lionel Messi en Lusail, el estadio que a Argentina lo tuvo como local.
“Sabemos ganar y somos buenos perdedores”, explicaría más adelante Lionel Scaloni.

Para nosotros ese primer partido fue de descubrimiento de un trabajo extra. Conseguir entradas era la nueva misión en esta cobertura. La acreditación con la que contamos no nos otorgaba acceso a los estadios los días del partido y tuvimos que improvisar. No fue difícil en esa primera instancia, porque los precios eran accesibles y entramos sin inconvenientes.

México, el rival para volver a respirar

El Tata Martino estaba en el banco de enfrente, un conocido de Argentina que hace unos cuatro años le dijo que no a la conducción técnica del conjunto argentino, un favor que conoceríamos recién en este pasado mes de noviembre.

El primer tiempo fue pésimo, Argentina no pateó al arco y las miradas cruzadas del párrafo de arriba se repitieron. Si la Selección no conseguía tres puntos, era muy probable que le dijera adiós a la Copa de manera muy temprana. Pero no. Está Messi, que en el complemento la tomó en tres cuartos de cancha y definió al primer palo de Ochoa para casi dejarnos sin voz.

Lo poco que quedaba se fue con la conquista de Enzo Fernández, que la tomó en la puerta del área, hizo una mini bicicleta y definió al segundo palo. Increíble gol para presentarse en una Copa del Mundo que luego lo tendría como protagonista.

Polonia y una entrada milagrosa

Argentina salió de Lusail para adentrarse en el 974, ese estadio armado con esa cantidad de containers que redujo de 88 a 45 mil espectadores presentes. ¿Cómo hacemos para conseguir entradas? No sabíamos y llegamos a cubrir la previa sin el ticket de ingreso. La luz se encendió y desde Posadas llegó una ubicación amiga para decirnos dónde estaban vendiendo a precio oficial. Corrimos y encontramos el ingreso a un precio increíble.

De fútbol sí, recién ahora podemos empezar a hablar de eso propiamente dicho. Argentina, ante el primer rival europeo, mostró la chapa. Estaba enfrente Lewandoski, pero al conjunto de Lionel Scaloni poco le importó. Entre el Cuti Romero y Nicolás Otamendi anularon a uno de los mejores 9 del mundo y la clasificación a octavos se dio en el primer puesto del grupo C.

La fase de grupos ya nos había dado varias sorpresas. A la de Argentina en el debut se sumó la derrota de Francia en la tercera fecha a manos de Túnez, la eliminación de Alemania y Bélgica, la clasificación sufrida de España a octavos y Marruecos como dato sobresaliente.

Octavos con susto al final

Australia fue una de las sorpresas que no enumeramos en el párrafo anterior. Dejó en el camino a Dinamarca y clasificó como segundo de Francia. Argentina tuvo un fútbol de alto vuelo en ese partido. Fue de menor a mayor y sacó ventajas claras. Pero terminó sufriendo porque los oceánicos descontaron y a poco del final casi igualaron, pero en el arco albiceleste estaba el Dibu.

“El arquero también juega”, escribí en algún texto de este largo periplo en canal12misiones.com. Es que el 1 tiene que estar cuando se lo necesita y ahí estuvo el referente del arco albiceleste.

Los cuartos soñados, pero sufridos

Países Bajos calentó la previa, Van Gaal habló una y otra vez para dejar caliente a todo el plantel argentino. Y cómo se equivocó. Tocó el orgullo de Messi, que está secundado por 25 jugadores que harían lo que fuera por su capitán.

Si Messi no puede convertir, se viste de enlace para asistir. Y si los delanteros no están ubicados, están los laterales. Y contra Países Bajos pasó eso. Nadie vio venir a Molina, que ingresó al área como un 9 para abrir la cuenta. El 10, de penal, aumentó el marcador y festejó a lo Riquelme frente al banco europeo.

Pero Van Gaal tenía un as bajo la manga. Poner torres en el área y llenar de centros Lusail. Lo hizo con el 19, el de ‘andá para allá, bobo, qué mirá’ en lo posterior. Weghorst entró para empatar el partido en los eternos 10 minutos de adición. Penales tras un alargue perfecto pero sin gol de Argentina. Dibu Martínez, el héroe, una vez más.

El Dibu y un festejo inolvidable.

Las semis, una invitación a la ilusión

La difícil Croacia apareció en el radar tras eliminar a Brasil en cuartos. Se metió por guapeza y significó un rival de riesgo para Argentina sólo en la previa y en los primeros 20′ de partido. Es que la Selección de Scaloni hizo un partido perfecto para vencer por 3 a 0 al conjunto de Modric. Messi, de penal, y Julián Álvarez en dos oportunidades nos dejaron en esta previa, con mucho por ver y mucho por alentar.

En las semis tuvimos una ubicación privilegiada. Fila 2, a metros del campo.

Hoy, a las 12, la mesa estará servida para que Argentina vaya por una nueva oportunidad para hacer feliz a todo un país salvo unos pocos detractores de la máxima cita.

De eso se trata, de estar unidos y mirar para adelante, por más de que la situación sea adversa. Eso hizo Argentina tras perder en el debut. Se levantó y siguió, porque eso hacen los que sueñan en grande.

No nos dejaron tirados y acá estamos, en plena búsqueda de entradas, pero con la esperanza firme de poder volver a ser uno de los argentinos gritando desaforado en alguna perdida butaca de Lusail.

Entrada se busca en Doha.


(*) Enviado especial de canal12misiones.com a Qatar.

(Visited 83 times, 1 visits today)
Close